Tímidos y muy discretos: así son los nacidos en agosto

No se llevan bien con la gente mentirosa

Napoleón Fernandez

nacidos en agosto

La búsqueda de la felicidad... Este es el late motiv de las personas nacidas en agosto. Para andar este camino que les acerque a su objetivo, no necesitan la ayuda de nadie. Ellos, con pequeños pasos, van poco a poco recorriendo este largo trayecto. Su dicrección y su timidez les empuja a aprender a disfrutar de las cosas en solitario, aunque una buena compañía siempre será bienvenida y aplaudida. 

Los misterios que esconden los nacidos en agosto 

+ Si te cruzas en la vida de una persona nacida en agosto, ¡nunca más volverás a salir de ella! Son personas leales, fieles, atentas, nacidos en agosto cariñosas, amigos de sus amigos y muy agradecidas. ¡De lo mejorcito que te vas a encontrar! Ellos te cuidarán y mimarán, ¡hazlo tú también si quieres mantener a esa persona cerca de ti! 

+ Su timidez es, quizás, una de sus peores virtudes. Ese miedo a hablar en público, a cometer un error delante de los demás, a que se rían de ellos o a equivocarse les impide disfrutar de la vida como se merecen. Muchas veces este carácter retraído está alimentado por un sentimiento de inseguridad que les hace dudar de todo. 

+ Odian la mentira y siempre detectan una. ¡No se les escapa nada! Primero porque tienen un sexto sentido para intuir si les estás diciendo la verdad o no; y, segundo, porque mientras tú les hablas, ellos están analizando tus gestos (cuidado porque con nuestros movimientos, nuestro cuerpo muchas veces nos delata). 

+ Quizás por haber nacido en el mes predilecto por muchos para estar de vacaciones, los nacidos en agosto son personas tranquilas, hogareñas y reticentes a los grandes eventos. Ellos planean su ocio en casa y, las salidas, mejor por el día para disfrutar de la luz del sol. Eso no quita que te les puedas encontrar una noche de fiesta y, prepárate, porque cuando salen... ¡lo dan todo! 

+ Su discrección con lo suyo y con lo de los demás les convierte en las mejores personas para confesarles un secreto o para pedirles opinión sobre algo. Puedes estar seguro de que todo lo que les digas, no saldrá de esa conversación, y que lo único que les escucharás decir son consejos que te ayuden a tomar la decisión más correcta. Ojo, nunca te dirán lo que tienes que hacer, sino que te darán claves para verlo todo con mayor claridad y que seas tú el que avance hacia un lado o hacia otro.