Limpieza facial completa: no olvides tu cuello

Teresa Guerra

 Cuidado facial del cuello

El cuello es el gran olvidado en el cuidado diario estético facial, siendo éste donde antes se manifiesta el paso de los años. Por lo que los primeros signos de arrugas, flacidez y manchas seniles aparecen en la zona de cuello y escote, además de las manos, para evitarlo podemos recurrir a algunos cuidado sencillos que aplicados diariamente nos ayudarán a fortalecer la zona.

La piel del cuello y el escote tiene además la peculiaridad de ser más fina que la del resto del rostro, por lo que las cremas que apliquemos deben ser más livianas, ya que si son muy densas no podrán ser absorbidas por la piel, aunque siempre será preferible aplicar la misma que la de la cara que no aplicar ninguna, ya que la falta de hidratación se ve rápidamente reflejada en la aparición de arrugas.

Cuidados faciales para el cuello, evita las arrugas

En el caso de pieles grasas se pueden usar las cremas destinadas a cuello y escote para el resto del rostro, ya que cuentan con un bajo contenido en líquido que beneficia a este tipo de piel, que cuenta con una mayor concentración de lípidos y que por tanto tiene más dificultades para absorber los activos y el agua que contienen las cremas.

Cuando apliquemos la crema de cuello y escote lo haremos desde el centro hacia la nuca de forma ascendente, para darnos un pequeño masaje facial que nos ayude a evitar la flacidez de la zona y fortalecer los músculos de la parte trasera del cuello, que son los que realmente se encargan de mantener la estructura muscular de la zona.

Podemos reforzar el cuidado del cuello con sérums y ampollas, pero nunca mediante mascarillas en crema ya que son muy densas. también existen velos o parches especiales para cuello y escote que hacen un efecto antiarrugas y de hidratación de la zona de forma temporal, especialmente pensados para aplicarse la noche anterior a un evento social, fiestas etc.