Cómo aplicar un iluminador facial: dale luz a tu cara

Trucos para ponerte el iluminador en el rostro

Teresa Guerra

Aplicarse el maquillaje correctamente es la mejor forma de lucir perfecta en cada ocasión. No necesitamos una gran cantidad de maquillaje para conseguir el efecto deseado, sino utilizar los productos precisos y aplicarlos de la forma más correcta, entre ellos se encuentra el iluminador facial, que nos ayudará a dar forma a nuestro rostro.

El iluminador facial es un producto de belleza que nos resulta útil para dar volumen a ciertas zonas de nuestro rostro. Puede presentarse en forma de crema, polvos etc. pero sea cual sea el formato la clave está en elegir el más adecuado para nuestro tipo o tono de piel, ya que no será lo mismo aplicar iluminador en un tipo de piel grasa que en piel seca, y lo mismo ocurre entre la piel pálida o morena.

Consejos de belleza para aplicar el iluminador facial

Si quieres elegir un iluminador facial adecuado, el mejor consejo que podamos darte es que acudas a un profesional para que te asesore sobre lo que más se acerque a tus necesidades. Sin embargo, como trucos generales podemos decirte que evites el maquillaje líquido si tu piel es muy grasa, que los tonos rosados son mejores para mujeres de piel clara mientras que el dorado es perfecto para pieles morenas, y que no olvides difuminar ligeramente tras su aplicación en los puntos que te indicamos.

Para aplicar el iluminador facial lo primero que debemos tener en cuenta son los puntos de luz naturales de luz del rostro, que debemos potenciar, por eso comienza aplicando el iluminador bajo las cejas, para evitar el efecto de ojos hundidos. Un punto de luz sobre el lagrimal del ojo y en el centro del párpado terminarán de dar nueva luz a tu mirada.

A continuación puedes resaltar los pómulos aplicando el iluminador justo sobre ellos, pero no en las mejillas. Otros puntos clave son la barbilla (en la parte inferior, justo en el centro y difuminándolo ligeramente) y sobre el labio superior, en el llamado arco de Cupido, así conseguirás que los labios parezcan mucho más grandes y carnosos.