Remedios naturales con alimentos para mascarillas caseras

Irene Gusi

Trucos caseros para la cara

La piel refleja todos los problemas que nos surgen a diario en forma de arrugas, manchas, puntos negros e incluso falta de brillo. Muchas veces no disponemos de tiempo para dedicarlo a nuestro rostro pero, sin duda, necesita de cuidados para lucir siempre en perfectas condiciones.

Si eres de esas mujeres que por falta de horas en el día no le dedica la atención necesaria a su piel, ahora podrás hacerlo sin moverte de casa con las mascarillas de alimentos que vamos a mostrar a continuación.

Mascarillas caseras para tu rostro

Miel y almendras. Este exfoliante casero lo podrás preparar con una cucharada sopera de miel y dos de almendras. Deberás triturar las almendras con la ayuda de un mortero hasta que quede un polvo muy finito y, después mezclarlo con la miel y una cucharadita de zumo de limón. Aplica esta mezcla con un suave masaje en el rostro y déjalo secar durante 15 minutos. Para acabar tendrás que enjuagar la cara con agua tibia.

Frutas. Para esta mascarilla utiliza un plátano madura y realiza una pasta. Aplícalo sobre la cara y el cuello con un suave masaje. Deja actuar durante 15 minutos y retira la mascarilla con agua fría para activar la circulación sanguínea.

Pepino. Las propiedades del pepino son perfectas para la piel. Solamente tendrás que pelar un pepino y molerlo hasta obtener una pasta. Después extiende la mezcla en la cara y deja repostar durante un cuarto de hora. Para acabar tendrás que retirar la mascarilla con agua fría y ya empezarás a notar la piel fresca.

Yogurt. Si quieres suavizar las arrugas ésta es tu mascarilla. Mezcla un vaso de yogurt natural con una cucharada de semillas de hinojo y otro de hojas de esa misma planta trituradas. Cuando tengas una pasta homogénea aplícala sobre el rostro y deja que actúe durante 20 minutos. Acaba retirándola con agua tibia y repite el proceso día a día para notar los resultados.

Limón. Este alimento conseguirá eliminar las manchas que se encuentren en tu rostro. Para ello mezcla una cucharada de miel de abejas y otra de zumo de limón. Aplícala en la cara con la ayuda de un trocito de algodón y espera 20 minutos. Elimina la mascarilla con agua mineral y, de nuevo, con un algodón.