Tratamientos faciales exfoliantes para tener la cara suave

Teresa Guerra

Una piel suave y sin imperfecciones es el deseo de muchas mujeres. Para lograrlo es necesario llevar un adecuado cuidado facial diario y recurrir a tratamientos como las exfoliaciones, que nos ayudan a eliminar las células muertas de la piel y mantenerla libre de impurezas.

Se trata de una de una de las mejores formas de limpiar las capas profundas de la piel y realizar una limpieza completa, más a fondo que la que realizamos en el día a día, y que puede complementar a otros tratamientos puntuales como son las mascarillas. Aunque la piel se regenera de forma natural, una ayuda extra puede ayudarnos a acelerar el proceso y conseguir mejores resultados.

Los mejores exfoliantes naturales para la cara

Lo cierto es que son varios los métodos a los que podemos recurrir para realizar una exfoliación. En el mercado hay disponibles innumerables marcas de geles y cremas con efecto exfoliante, como Pureté de Plante System, que normalmente consisten en una crema con partículas granulosas que se encargan de eliminar la capa superficial de la piel y arrastrar las células.

Otra opción es recurrir a los exfoliantes caseros, al igual que las mascarillas son baratos, fáciles de preparar y naturales. Una pasta de agua y bicarbonato de sodio, por ejemplo, puede ser un buen exfoliante. Lo mismo ocurre con determinadas mezclas de frutas como el plátano, la papaya, el kiwi o la pera, junto con yogur, miel o avena para suavizar e hidratar la piel.

Sea cual sea el método utilizado, no hay que olvidar que la piel de la cara es muy delicada, por lo que es importante que los productos utilizados sean adecuado al tipo de piel, y no abusar de las exfoliaciones. Además, hay que hidratar bien la cara después de cada tratamiento y llevar un adecuado cuidado facial en todos los aspectos para complementar a las exfoliaciones.