Cómo quitar las pieles muertas: elige el método de exfoliación adecuado

Marta Valle

Cómo eliminar piel muerta

La exfoliación es la clave para eliminar los restos de piel opaca y sin vida. Especialmente durante el verano o durante la práctica de deportes en la nieve, si no protegemos la dermis debidamente, las quemaduras del sol producen lo que normalmente llamamos peladuras y que no son más que restos de pieles muertas que han de regenerarse lo más rápidamente posible.

Dada esta situación existe un extenso catálogo de remedios y productos que pueden ayudarnos a superar una anomalía cutánea como la descrita. La elección dependerá ante de todo del tipo de piel que dispongamos.

Métodos efectivos para eliminar las pieles muertas

Los dermatólogos, en esta situación, tienden a recomendar cremas exfoliantes de arrastre mecánico dado que los peelings químicos tienden a ser más agresivos con la piel, por lo que resulta más inteligente dejarlos en manos de un profesional estético. Si además de las pieles muertas, nuestra dermis muestra signos de acné, deberemos recurrir a un producto específico como el exfoliante humectado. Por su parte, tanto las pieles sensibles como las secas habrán de recurrir a peelings con efectos hidratantes intensos ya que necesitan una mayor proporción de agua para evitar posibles irritaciones.

Sin embargo, este tipo de productos, además de ser en muchas ocasiones demasiado caros, pueden tener efectos químicos dañinos sobre determinados tipos de dermis. Por ello, existen métodos alternativos que incluso podemos preparar en nuestras casas. Como ejemplo paradigmático tenemos el exfoliante de azúcar, apenas irritante, que se prepara con una mezcla de media taza de este producto con una taza de jabón hidratante. También podemos acudir al exfoliante de sal, a evitar en los casos de dermis extremadamente sensibles, que se prepara con una mezcla de sal kosher y aceite de oliva.

Si estos métodos no nos proporcionan resultados óptimos, el bicarbonato de sodio puede resultar una suerte de exfoliante suave para todo el cuerpo que causa menos incomodidades e irritaciones que los realizados con azúcar o con sal. Una vez terminado el proceso de eliminación de pieles muertas, independientemente del remedio que hayamos elegido, habremos de hidratar convenientemente las áreas exfoliadas con productos enriquecidos con aloe vera o con vitamina E.