Contouring: saca partido a tu maquillaje como Kim Kardashian

Marta Marciel

Cómo maquillarte a lo Kim Kardashian

Si escuchamos la palabra contouring, es bastante probable que en nuestra mente aparezca de forma instantánea la imagen beauty de Kim Kardashian, y la capacidad de su maquillador personal de esculpir sus facciones como si fuese una esfinge griega. 

Para que nos entendamos, este truco de maquillaje llamado contouring es un juego de colores más claros que otros y más oscuros en las partes que mejor le van a nuestro rostro, para que se potencie la estructura del propio rostro y las facciones queden más definidas. Además, gracias al uso correcto de las brochas la cara parece mucho más fina y angulosa

Cómo hacer el contouring al igual que Kim Kardashian

Para la reina del contouring, el proceso de maquillaje es algo natural dado que cuenta con profesionales que juegan con su belleza en exclusiva. Las facciones que se marcan con el maquillaje relativamente más oscuro son siempre las mismas: la zona de los pómulos, la barbilla y la nariz. Para que el rostro se vea más afilado, es necesario que establezcamos matices más oscuros a ambos lados, con el fin de que la parte más clara vaya en el centro y ópticamente la nariz 'adelgace'. 

Otro truco del contouring es marcar la mandíbula, algo que se consigue con una zona oscura en la parte de los lados de la barbilla. En el caso de los pómulos, la brocha debe aplicarse de manera que la parte alta lleve un color más claro y conforme vaya bajando se oscurezca, para que quede todo completamente marcado a lo Kim Kardashian.