Acné juvenil: causas y tratamientos para los granos de la adolescencia

María Fernández

Parece que tener granos durante unos años es un requisito indispensable para hacerse mayor. Muy poca gente se libra de padecer granos durante la adolescencia. Tanto es así, que diversos estudios aseguran que nada más ni nada menos que el 80% de os teenagers tienen acné.

Hay que buscar la causa de la aparición del acné juvenil en el cambio de los niveles de las hormonas. Durante la pubertad, los testículos y ovarios tienden a producir más andrógenos (hormonas sexuales masculinas), los cuales están relacionados con un aumento de la producción de sebo. De esta forma, las glándulas producen más grasa que se acumula junto a diferentes bacterias causando una inflamación. Es en ese momento cuando aparece la espinilla.  

Los adolescentes suelen tener diferentes tipos de granos: de cabeza blanca, puntos negros, pápùlas... Es necesario controlar la aparición de lesiones más graves como los quistes, ya que es recomendable acudir al médico, especialmente si no desaparecen. Lo más común es que los adolescentes tengan acné en la llamada zona T de la cara (frente, nariz y barbilla) aunque también es común que el cuello, los hombros y la espalda queden afectados.

El 80% de los adolescentes tienen granos

En cualquier caso, para controlar el estado de nuestra piel es importante llevar una correcta rutina de higiene facial. Todos los días hay que lavarse la cara con un jabón suave y sin frotar con fuerza. La exfoliación o las mascarillas pueden ayudar también a prevenir el acné juvenil y nunca te olvides de tu crema hidratante. También es recomendable utilizar cosméticos adaptados que no sean excesivamente grasos. Un error de muchas adolescentes es ponerse capas de base de maquillaje demasiado gruesas que no dejan respirar la piel. El sol, en su justa medida y siempre con crema protectora, es según algunos médicos un buen remedio para los granos, aunque otros aseguran que a largo plazo es peor.

Como siempre, te recomendamos que acudas al dermatólogo para consultar cuál es el mejor tratamiento para el acné juvenil. Solo un profesional podrá juzgar si es necesario tomar algún tipo de medicamento o es más conveniente utilizar determinados productos de limpieza facial. Por último, aunque sabemos que es muy tentador, evita 'explotar' o tocotear demasiado los granos o puntos negros porque corres el riesgo de que se te quede una marca o de producirte una infección. 

Puedes leer más artículos similares a Acné juvenil: causas y tratamientos para los granos de la adolescencia, en la categoría de Piel en Diario Femenino.