Tatuajes inspirados en ciudades

Hazte un tatuaje que refleje tu amor por tu ciudad favorita

Sonia Murillo

¿Quieres llevar la ciudad en la que naciste tatuada en tu piel? ¿Hiciste un viaje y ese lugar te dejó marcado? En ese caso, puedes hacerte un tatuaje que refleje tu amor por tu ciudad (o ciudades) favoritas. Aquí tienes un poco de inspiración para que cojas ideas de tatuajes inspirados en ciudades.

Tatuajes inspirados en ciudades

+ Londres: ¿Qué hay más representativo de la capital de Reino Unido que el Big Ben? Además, los tatuajes de relojes tienen su propio significado, ya que puedes "detener el tiempo" haciendo que señalen a una hora concreta en la que haya ocurrido algo importante en tu vida.

+ Nueva York: otra de las ciudades que más marca a quienes la visitan. Si has estado allí alguna vez, seguro que te has quedado con ganas de quedarte o al menos volver muy pronto. Y es que el encanto de la Gran Manzana engancha, y mucho. Su famoso skyline será tu mejor opción y, además, siempre puedes añadirle una manzana para darle un toque original o hacértelo con esa persona tan especial que te acompañó.

+ Tokio: la comida típica de ese lugar también puede ser una genial idea para recordar tu visita en forma de tatuaje. Si has estado en Tokio, habrás disfrutado de su exótica gastronomía, así que, por qué no llevar un rollito de sushi. Puedes hacerte un maki, un niguiri... ¡El que más te guste! 

Tatuaje inspirado en Tokio

+ Barcelona: otro precioso skyline, pero esta vez con texturas y color efecto acuarela puede ejemplificar a la perfección la belleza de esta ciudad. Nos gusta además la idea de añadirle una inscripción debajo. En esta, por ejemplo, dice "Semper Fidelis", "siempre fiel" en latín. 

Tatuaje inspirado en Barcelona

+ Melbourne: esta ciudad australiana es también muy querida por sus visitantes. Esta pareja, por ejemplo, también recurrió al skyline, pero lo hizo de la forma más original, con un matching tattoo. Este tipo de tatuajes tiene la particularidad de que no está completo a no ser que veamos las dos partes en las dos personas que las llevan.