Trucos caseros para fabricar un corrector de ojeras

¿Quieres tener tu propio corrector? ¡Atenta!

María José Roldán Prieto
María José Roldán Prieto Redactora de contenidos

Un corrector en el mejor tono le dará a tu rostro un aspecto pulido y bien cuidado. Pero muchas veces encontrar el corrector adecuado puede ser toda una tortura porque los tonos no coinciden con tu piel y ocultar las imperfecciones puede ser toda una odisea.

Si no encuentras el producto que necesitas debes saber que puedes crearlo tú misma, puedes crear un corrector de ojeras que coincida con tu tono de piel y que además te pueda dar la cobertura que realmente deseas, ¡y en tu propia casa!

Cómo fabricar un corrector de ojeras en casa

Para crear este corrector sólo tendrás que escoger tu crema hidratante favorita, pero intenta que no sea una loción. También puedes utilizar una crema para los ojos para que sea algo más espeso.

Coge un vaso limpio o un pequeño recipiente y pon una cucharada de crema hidratante. Después agrega pequeñas virutas de rubor que coincida con el color de tu piel, mezcla bien y ya tienes tu producto casero para cubrir las ojeras.

Si por causalidad tienes una base de maquillaje con un tono más oscuro que tu piel, entonces esta receta te vendrá de perlas. En un recipiente limpio, añade una cucharada de crema hidratante o crema para los ojos. Deberás añadir la mitad de una cucharada de tu base de maquillaje que es un tono más oscuro que tu tono de piel y mezclar bien.

La crema hidratante y la base de maquillaje como corrector de ojeras

Si necesitas alcanzar una tonalidad que coincida con tu piel puedes añadir más crema hidratante y más base de maquillaje, pero tendrás que agregar tanta crema como sea suficiente para obtener una consistencia cremosa. Tendrás que mezclar hasta que encuentres al color que más se asemeje al tono de tu piel. Prepara pequeñas cantidades para mantener el producto fresco y poder hacer alteraciones de color en la próxima ocasión.

Si has usado polvos de maquillaje con tonalidades marrones o amarillentos, debes saber que son una forma fácil de usar el corrector. Puedes hacer esto en cualquier lugar sin necesidad de tener recipientes.

Sólo tienes que coger una pequeña cantidad (del tamaño de un guisante) de la crema de ojos o de la crema hidratante en tu palma de la mano y poner un poco de polvos de maquillaje y mezclarlo muy bien. Tendrás que añadir más polvos en función del tono que quieras conseguir. ¡Listo!

Puedes leer más artículos similares a Trucos caseros para fabricar un corrector de ojeras, en la categoría de Ojeras en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: