3 formas incorrectas de quitar las cutículas de las uñas

Irene Gusi

Qué no hacer con las cutículas de las uñas

Las cutículas actúan como una barrera protectora de agentes patógenos que nos pueden producir infecciones. Si no las cuidamos de manera correcta puede hacer que nuestras uñas se vuelvan frágiles y un foco de infecciones continuas.

Para tener una buena salud en las cutículas deberás saber las formas incorrectas de quitarlas y así no cometer esos fallos.

Qué no debes hacer en tus cutículas

- Cortar las cutículas: nunca deberás cortarlas pues existen como protección entre tu uña y tu piel. Muchas personas tienden a cortar las cutículas para lucir una manicura más bonita pero si tu objetivo es ese puedes optar por retirarlas con la ayuda de un palito de naranjo. De esta manera no tendrás infecciones y podrás lucir una manicura perfecta.

- No hidratarlas antes de quitarlas: si has decidido empujar tus cutículas tendrás que saber que es necesario mimarlas antes. Primero remoja tus uñas para ablandarlas con agua tibia y, después de retirarlas, aplica aceite de cutículas para hidratarlas y que no sufran daños.

- Quitar las cutículas sin las herramientas adecuadas: si la opción de empujarlas no te convence y finalmente decides quitarlas conociendo los daños que puedes causan en tus uñas tendrás que conocer los pasos y las herramientas que necesitas para no causar daños extras. Hazte con un buen corta-cutículas y realiza el proceso después de salir de la ducha, ya que las uñas estarán más blandas. Cuando hayas acabado no olvides hidratar la zona con una crema especial para cutículas. Eso sí, no olvides de retirarte las cutículas justo en el momento que empiezan a aparecer y antes de dormir aplica aceite de cutículas.