Cómo hacerse una manicura básica en 6 sencillos pasos

María Fernández

Aprende cómo hacerte una manicura básica para cualquier ocasión

Si eres de las que te gusta lo clásico, te enseñamos a hacerte una manicura básica en 6 sencillos pasos. Antes de nada, hay un par de asuntos y trucos que deberías tener en cuenta siempre. Es importante que todas las herramientas que vayas a utilizar estén perfectamente limpias. Si es necesario, puedes lavarlas con una solución higiénica para evitar que las tijeras y demás objetos puedan transmitir bacterias que provoquen infecciones.

Para asegurarte que tus uñas están en perfecto estado de salud, utiliza crema o aceite de forma frecuente para hidratarlos. No solo te lo agradecerá la piel de tus manos, sino también tus uñas. También puede ser útil aplicar endurecedores en las uñas para evitar su debilidad. Ahora, ya estás preparada para empezar a pintarte una manicura básica.

Unas uñas básicas paso a paso

1. Empapa un algodón en quitaesmalte para eliminar todo rastro de anteriores pintauñas, suciedad y grasa. El quitaesmalte sin acetona es menos agresivo que el que la contiene.

2. Corta tus uñas con la forma y a la altura que más te guste, aunque recuerda que si las cortas demasiado podrías hacerte daño. Si prefieres el cortauñas, utiliza solo la punta en lugar de la hoja entera para controlar mejor el corte. Para igualar y eliminar los picos, límate las uñas siempre en la misma dirección.

3. Puedes introducir las manos en un bol con agua templada y jabón para que las cutículas (la prolongación de la piel en la uña) se ablande y sea más fácil tratarlas.

4. Aplícate un eliminador de cutículas durante 2 minutos y empújalas en dirección hacia el dedo. Muchos especialistas recomiendan que no se corten las cutículas puesto que la uña queda desprotegida.

5. Una vez que ya has retirado las cutículas, aplica una capa de base para proteger la uña. Puedes hacerlo con un esmalte transparente o, incluso, con un endurecedor para que tus uñas dejen de ser quebradizas.

6. Tus uñas ya están listas para que las pintes como más te gusta. La manicura básica podría consistir en un diseño sencillo con un solo color uniforme. Según tus gustos y a lo que te vayas a enfrentar puedes escoger un tono u otro. Por ejemplo, si vas a acudir a una entrevista de trabajo es mejor que escojas un color claro o serio, pero si vas a tener una cita... ¿por qué no atreverse con un rojo pasión?