Tijeras o cortaúñas, ¿qué es mejor para cortarse las uñas?

María Fernández

Intentamos responder a la eterna pregunta: ¿qué es mejor para cortarse las uñas, las tijeras o el cortaúñas? Lo que sí que está claro es que sea lo que sea que utilices, tienes que intentar comprar herramientas de calidad para que tus uñas no sufran. Los gustos son muy diferentes y hay personas que se defienden mejor con las tijeras y otras con el cortaúñas. Te contamos las ventajas y los inconvenientes de cada uno de los métodos para que elijas el que más se adapta a tu manicura.

Si tienes la suficiente destreza con ellas, las tijeras te darán un acabado con más precisión ya que, en muchas ocasiones, el cortaúñas hace que se te queden algunos picos que no solo hacen que tus uñas sean más quebradizas, sino que también pueden provocar algún enganchón en tu ropa o algún arañazo involuntario.

Mucha gente nota que cuando se corta las uñas con una tijera se vuelven más débiles o tienen tendencia a escamarse. El corte del cortaúñas es más limpio.

Cómo conseguir una buena manicura con tijera o cortaúñas

Después de un uso prolongado, las tijeras pueden hacerte daño en los dedos con los que las sujetas, aunque existen algunas herramientas cubiertas de goma que son mucho más cómodas y te permiten manejarlas mejor. Además siempre está el inconveniente de lo difícil que es utilizarlas con la mano con la que no estamos del todo entrenados. Es importante que mantengas tanto la tijera como el cortaúñas en un buen estado de higiene; los puedes limpiar con un algodón mojado en alcohol para desinfectarlos.

A diferencia del cortaúñas, con el cual tendrás que hacer varias pasadas en cada dedo, con una solo corte de tijeras puedes conseguir el resultado que quieres. Eso sí, los cortaúñas son más cómodos para llevarlos en cualquier neceser puesto que no corres el riesgo de pincharte.

En ambos casos, existen las cuchillas curvas o rectas según el corte que quieras lucir. Incluso, existen cortaúñas de mayor tamaño para las uñas de los pies, que son más gruesas que las de las manos. Por lo tanto, para la manicura de los pies es más fácil utilizar un cortaúñas puesto que tienes que hacer menos fuerza. Siempre córtatelas rectas para evitar las dolorosas uñas encarnadas.

Elijas tijeras o cortaúñas, siempre tienes que recordar un par de normas básicas para conseguir mantener unas uñas sanas. Usa siempre una herramienta u otra, ¡no te muerdas las uñas! Utiliza también una lima con movimientos en la misma dirección para conseguir un resultado mejor.

¿Te has decidido por alguno de estas herramientas para cortarte las uñas?