Manicura francesa fácil en casa: uñas paso a paso

Irene Gusi

Manicura francesa

La manicura francesa nunca pasa de moda. Desde principios del Siglo XX se utilizaba esta técnica originaria de París que se caracteriza por su base en rosa y la punta de las uñas en blanco.

Se trata de crear una diseño de uña prácticamente igual a la uña natural pero más cuidada y elegante.

Para este modelo de manicura no es necesario acudir a un centro de estética. Con estos sencillos pasos puedes conseguir una manicura francesa desde casa.

Manicura francesa fácil, paso a paso

1 Limpia las uñas de anteriores esmaltes. Si tienes restos de la última manicura elimínalos con un quitaesmalte sin acetona para no dañar ni resecar las uñas.

Corta y lima las uñas dándole la forma que quieras. Después humedece y empuja las cutículas hacia dentro.

Aplica una capa de endurecedor de uñas para evitar la descamación y las uñas blandas.

4 Después aplica una capa de esmalte base y espera a que se seque. Si dispones de una lámpara UV el proceso de secado será de unos 10 segundos, pero si el tiempo no te importa puedes dejar secar tus uñas al natural.

5 Una vez secas aplica una primera capa fina de esmalte de color rosa claro. Deja secar la primera capa y aplica de nuevo una segunda para que resista más el esmalte.

6 Ahora es el turno de la línea de esmalte blanco en las puntas de cada uña. Este es el toque que caracteriza a la manicura francesa. Para que sea más sencillo, existen plantillas de pegatina con la forma de la curva de la uña ya definida. También es recomendable usar un pincel de punta fina para un resultado más profesional.

7 Por último aplica una capa de laca protectora para dar brillo a tus uñas y conseguir un resultado de larga duración.