Uñas pintadas con manicura francesa

Irene Gusi

La manicura francesa nos permite lucir unas uñas elegantes y femeninas en muy poco tiempo. Esta manicura es una de las más clásicas en la decoración de uñas pero sigue siendo un referente en la moda pues sirve para cualquier ocasión.

Además si prefieres evitar los centros de belleza y el coste que suponen, es posible realizarla desde casa a través de unos sencillos pasos.

La manicura francesa paso a paso

El primer paso que tendrás que hacer es lavarte bien las manos con jabón para retirar cualquier suciedad que tengas en las uñas y secarlas con una toalla limpia. Ahora deberás coger un quitaesmalte sin acetona y, con la ayuda de un algodón, frotarlo en las uñas para eliminar restos de esmaltes anteriores.

Una vez tengas las uñas preparadas colócalas en un recipiente en agua tibia durante diez minutos. Después sécalas y con un palito de naranjo empuja delicadamente las cutículas hacia atrás. Continúa limando las uñas para dejarlas de la misma forma, y a continuación podrás proceder a colocar las guías para realizar la manicura francesa.

Empieza pintando la punta de las uñas con un esmalte blanco y déjalo secar durante aproximadamente quince minutos. Cuando esté seco retira las guías y aplica una capa de esmalte rosita o nude en el resto de las uñas. Acaba la manicura con una capa de esmalte transparente o top coat para que dure más tiempo.