Dieta detox para el invierno: depura tu cuerpo pese al mal tiempo

Marta Valle

Dieta detox para el invierno

La estación invernal no suele ser muy proclive a la iniciación de cualquier tipo de dieta. Tendemos a pensar que la operación bikini comienza en primavera, por lo que resulta frecuente que, a última hora, nos entren las prisas y finalmente no consigamos los objetivos propuestos. Cualquier mujer mínimamente interesada en llevar una dieta saludable a la par que equilibrada sabe que la alimentación hay que cuidarla a lo largo de todo el año. En los últimos meses, con las dietas detox marcando las tendencias alimentarias de muchas personas, algunos nutricionistas se han subido al carro y han diseñado régimenes específicos para los meses en los que priman las temperaturas bajas.

Elaborar un menú detox para la temporada invernal

Los planes alimenticios detox específicos para el invierno cuentan con la ventaja de jugar con las frutas y verduras de temporada, obviando todos aquellos alimentos que hayan pasado mucho tiempo en cámaras frigoríficas. De esta forma, el proceso de depuración y, por tanto, de eliminación de todas aquellas toxinas que hayan quedado acumuladas en los diferentes órganos que conforman el sistema digestivo será mucho más efectivo. Aunque en lo que sigue, presentaremos un menú tipo de este tipo de régimen, aconsejamos siempre la consulta previa con un profesional de la nutrición que concrete objetivamente los alimentos más aconsejables para nuestro metabolismo.

En las dietas detox para la temporada invernal, el reparto de alimentos a lo largo de la jornada sería de la siguiente manera: en el desayuno un yogur descremado o un trozo de queso fresco, dos tostadas de pan de molde integral con mermelada light y un zumo de cítricos; en la media mañana dos mandarinas, un yogur desnatado y una infusión de cola de caballo; en la comida una menestra de verduras y un filete de pechuga de pollo a la plancha -también es posible introducir pavo o un pescado blanco-; en la merienda un pomelo y un yogur desnatado; en la cena crema de zanahorias y calabacín -o espárragos, alcachofas, etc.- con un yogur descremado o un trozo de piña al natural.

Este tipo de dieta detox invernal no debe disponer una duración que vaya más allá de los quince días de duración. Es muy importante que cuando retomemos nuestra rutina habitual, el régimen adoptado sea lo más sano y equilibrado posible, además de combinarlo con la práctica habitual de deporte, de forma que evitemos la aparición del temido efecto rebote.

Puedes leer más artículos similares a Dieta detox para el invierno: depura tu cuerpo pese al mal tiempo, en la categoría de Dietas Detox en Diario Femenino.