¿Cada cuánto hay que limpiar el baño? ¡Resolvemos el misterio!

¿Y la cocina? ¿Y el salón? ¡Te lo contamos todo!

María Fernández

La limpieza es, muchas veces, un motivo de discusión entre las parejas. Ponerse de acuerdo en cada cuánto se limpia puede ser tan complicado como decidir quién de los dos lo hace. Uno dice una vez a la semana; el otro, cada dos; y tu madre, como no podía ser de otra forma, dice que todos los días.

Pero, ¿cada cuánto hay que limpiar el baño? ¿Y el salón? ¿Y la cocina? Haz hueco en tu agenda y sacad los estropajos y las fregonas. ¡Resolvemos el misterio!

La frecuencia con la que hay que limpiar el baño

Qué gusto da entrar a un baño y que huela a limpio, ¿verdad? Pues para que, además de oler, esté bien limpio debes sacar tu escobilla a pasear al menos una vez por semana. En esta sesión tienes que prestar especial atención al inodoro, el lavabo y la ducha. La limpieza de los azulejos la puedes dejar para una vez al mes.

El inodoro tiene muy mala reputación por ser nuestro trono para el momento más especial del día. Sin embargo, tampoco está tan sucio como cabría pensar. Es suficiente con limpiarlo una vez a la semana, eso sí, debes hacerlo a fondo.

Consejo imprescindible: antes de tirar de la cisterna, asegúrate de que la tapa está bajada.

¿Y cada cuánto hay que limpiar la cocina?

Dado que en la cocina manipulas todo lo que te metes en la boca, debes asegurarte de que está bien limpia. De hecho, los expertos recomiendan limpiarla todos los días después de usarla, sobre todo las encimeras, el horno y los fogones.

Si no usas demasiado la cocina o cuando la utilizas eres muy cuidadoso, puede que solo sea necesario barrer dos veces a la semana. Para evitar que tu campana extractora coja dos dedos de grasa, debes lavar bien su superficie cada dos semanas.

¿Y cuándo fue la última vez que limpiaste tu microondas? Pues lo deberías hacer, al menos, una vez a la semana.

La limpieza de las habitaciones y el salón

Tener las habitaciones y el salón bien limpios es una necesidad para todo el mundo. Pero es aún más importante en las casa en las que hay gente con alergia. El polvo acumulado hará que se sientan peor dado que son estancias en las que pasamos mucho tiempo. Por eso, debes limpiar el polvo una vez a la semana.

Será suficiente con pasar la aspiradora una vez por semana y, si algún día ves más pelusas de lo normal, puedes pasar la mopa. Las casas en las que haya mascotas, sobre todo si sueltan pelo, necesitarán una mayor frecuencia.

Que no se te olvide que las cortinas, las alfombras y las fundas de los sofás pueden acumular mucha suciedad también, por lo que debes lavarlas unas dos veces al año.

Estos son los objetos más sucios de casa

Echa un ojo a la siguiente lista en la que hemos recogido cuáles son los objetos más sucios que tienes en casa. Pon especial atención a la hora de limpiarlos porque acumulan muchas bacterias. ¡Algunos de ellos te van a sorprender!

1 El estropajo, un nido de suciedad

Cuando te digamos cada cuánto tendrías que cambiar el estropajo, te vas a sentir la persona más sucia sobre el planeta. ¿Sabías que los expertos recomiendan cambiarlo cada semana? A fin de cuentas, lo restriegas contra los platos que luego utilizas para comer.

2 Ojo con la cortina de la ducha

Las cortinas de ducha pueden llegar a dar mucho asco si no las limpiamos habitualmente. Mucha gente se olvida de lavarlas y, como resultado, se montan su propia granja de bacterias. Un buen lavado cada dos semanas te ayudará a evitarlo.

3 Las sábanas acumulan bacterias

¿Cambias las sábanas una vez a la semana? Entones, nuestra enhorabuena porque lo estás haciendo bien.

4 En cuanto a las toallas…

Para no secarte con un trozo de tela lleno de bacterias, es recomendable echarla a lavar cada tres usos, aproximadamente. Y si empiezan a oler mal, significa que a estas alturas ya deberían estar en la lavadora.   

5 El teclado del ordenador

Si supieras la suciedad que acumula el teclado de tu ordenador te tomarías su limpieza un poco más en serio. Para evitarlo, límpialo cada pocos días con un trapo ligeramente húmedo. Que no se te olvide tampoco limpiar el ordenador de la oficina, sobre todo si lo compartís.

6 La nevera, siempre limpia

Teniendo en cuenta que guardas en la nevera tu comida, ¿no crees que se merece una limpieza a fondo más a menudo? Que sepas que deberías hacerlo cada 4 meses, aproximadamente.

Y tú, ¿cada cuánto limpias el baño?