9 consejos para vestir en una entrevista de trabajo

Las claves son la discreción y la limpieza

María Cerrato de la Fuente

Ha llegado el gran momento. Tienes la entrevista de trabajo en la empresa de tus sueños. Pero ¿qué ponerte? Tan importante es realizar una buena entrevista o estar en posesión de un buen currículum, como dar una buena imagen. Al fin y al cabo, la primera impresión de tu entrevistador será la de tu atuendo y físico y esto, junto con lo exitosa que resulte la entrevista, le aportarán el resultado global para decidir si eres tú quien debe ocupar ese puesto vacante en la empresa.

Hay dos máximas fundamentales a la hora de asistir a una entrevista de trabajo, independientemente de la empresa que se trate: discreción y limpieza. Además, te vamos a dar unos consejos para saber cómo debes vestirte para una entrevista de trabajo.

9 consejos para vestir en una entrevista de trabajo

+ Comodidad

Es importante que te sientas cómoda con tu atuendo porque si tu ropa es más pequeña o más grande de tu talla, tus zapatos te están pequeños o te rozan o no estás habituada a vestir de esa forma y te sientes ‘disfrazada’, el entrevistador lo notará y esto se traduce en puntos negativos para ti.

+ Evita estridencias en tu entrevista de trabajo

Esto se aplica a faldas demasiado cortas, exceso de maquillaje, joyas demasiado grandes, escotes pronunciados… La discreción debe ser tu carta de presentación porque está claro que no querrás que tu entrevistador se esté fijando en cualquier elemento de tu atuendo, en lugar de prestar atención a lo que le estás contando en la entrevista. Tampoco querrás que te recuerde como la chica que llevaba tal cosa puesta, sino por tu valía profesional.

+ Colores neutros

En la línea del consejo anterior, se encuentra también éste. Es importante elegir colores neutros, como el blanco, negro, gris o beige y huir de los amarillos, naranjas o verdes, pues tu atuendo debe ser relajado a la par que elegante y no llamar la atención.

+ Zapatos con poco tacón

Si queremos aunar comodidad y evitar llamar la atención, desde luego deberemos optar por unos zapatos con poco tacón.

+ Limpieza y pulcritud

Tanto si eliges llevar falda, como si optas por un pantalón, debes llevar tus prendas perfectamente planchadas y limpias. Evita ponerte unos jeans rotos, por mucho que se lleven. Lo mismo sucede con los zapatos, que deben estar perfectamente limpios.

+ Maquillaje discreto

Por supuesto, debes maquillarte, pero no como una puerta, sino que la finalidad de este maquillaje debe ser tener buena cara o buen aspecto. Deja los ojos de gata para salir por la noche a cenar y utilizar un maquillaje suave que te favorezca.

+ Pelo suelto

Lo mejor es que lleves el pelo suelto, pero con un peinado no muy marcado, sino que debes llevar una melena sencilla y limpia, por supuesto. Evita los moños y trenzas, así como los peinados recargados o los tocados demasiado llamativos. La coleta también está permitida.

+ Dress code

Todos estos consejos son generalidades, que se aplican a todas las empresas, aunque lo ideal es que, antes de asistir a la entrevista, te informes sobre el ‘dress code’ de la empresa, para saber si debes ir más formal o informal. Esto lo puedes saber si conoces a alguien que trabaje allí o investigando en la web de la empresa, por si existen galerías con fotos de los trabajadores o a través de Linkedin. Si el entrevistador percibe que has investigado en este sentido, será un punto positivo para ti porque esto se traduce en que te has interesado por la empresa, en lugar de acudir como si de una entrevista más se tratara.

+ Utiliza un bolso o cartera

Tu bolso o cartera no ha de ser ni demasiado grande, ni demasiado pequeño. En él deberás llevar tu currículum y éste no debe ir doblado.