Entrevista de trabajo, ¿importa que tenga ojeras?

La importancia de tu beauty look en esta situación

María José Roldán Prieto

Cuando se aspira a un puesto de trabajo lo primero que se quiere conseguir es tener un buen aspecto, porque por fortuna o por desgracia, en este tipo de situaciones la imagen que tengas es más importante que los conocimientos que poseas o tu valía personal. Al menos para la primera impresión, después si eres capaz de demostrar tus buenas capacidades es posible que tu imagen sea menos importante. Pero en una entrevista de trabajo, ¿importa que tengas ojeras?¿Es importante este problema para poder optar al puesto de trabajo tan deseado?

La primera impresión y las ojeras en las entrevistas de trabajo

Las ojeras pueden decir muchas cosas de ti, porque realmente son "las chivatas" de tu organismo. Pero claro, las ojeras pueden ser unas chivatas, pero será la otra persona quien deba controlar su impulso de juzgarte sin saber por qué tienes las ojeras exactamente.

Las ojeras pueden decirle a tu entrevistador muchas cosas, como por ejemplo: que tienes sueño, que has estado nerviosa varios días por la entrevista de trabajo, que fumas o bebes, que tienes malos hábitos en tu vida o un estilo de vida poco saludable, que has llorado mucho, que estás triste, que tienes un bajo estado de ánimo... Son cosas que el entrevistador puede pensar -aunque sean genéticas o que no tenga nada que ver con estos aspectos- y que sin duda pueden llegar a ser puntos desfavorables en tu entrevista.

Pero sólo serán puntos desfavorables en tu entrevista si tú permites que así sea. Las personas tienen la mala costumbre de juzgar sin saber, así que lo más importante es que aprendas a sacar lo mejor de ti misma y sobre todo, a que si tienes ojeras en tu rostro no importen ni le des importancia. Porque si les das importancia o te disculpas sólo por tenerlas... ¡significa que algo malo está pasando en ti! 

La mejor opción si tienes este problema en una entrevista de trabajo es que si quieres disimularlas te pongas un buen corrector en tu maquillaje para evitar que se vean más de la cuenta, y si no quieres tener que ocultarlas porque consideras que son parte de ti... ¡entonces fenomenal también! Saca toda tu personalidad arrolladora y hazle ver al entrevistador que has nacido para ese puesto de trabajo, ¡así de fácil!