Soñar que llegas tarde a una entrevista de trabajo

Atenta: hay algunas cosas que fallan

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Es normal tener sueños relacionados con el trabajo, aunque algunos no hablen de éxito y buenas perspectivas. Soñar que llegas tarde a una entrevista de trabajo es una de las peores pesadillas y esperamos que nunca se haga realidad. Por suerte, no se trata de un sueño premonitorio, pero hay algunas cosas que fallan. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar que llegas tarde a una entrevista de trabajo.

Qué significa soñar que llegas tarde a una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo, como un examen, es toda una oportunidad que puede cambiarte la vida. En tu sueño no llegas a tiempo a esa entrevista porque te has quedado dormida, porque te has despistado, porque has perdido el metro o porque alguien te ha retrasado. Sea como sea, no puedes llegar a tiempo a la entrevista de trabajo. Sin duda, tienes un problema.

+ Por suerte, en el significado de este sueño no encontramos indicios de ninguna premonición. Si en los próximos días vas a enfrentarte a un proceso de selección es normal que tengas este sueño en el que llegas tarde o en el que la entrevista te sale fatal. Es producto de los nervios, es el reflejo de tu miedo a no conseguir el trabajo, pero no tienes que obsesionarte con el sueño.

+ Si no tienes ninguna entrevista a la vista ni estás pensando en cambiar de trabajo, entonces sí tienes que prestar más atención a este sueño en el que llegas a tarde. Llegar tarde en sueños refleja inseguridad en ti misma, algo que se pone de manifiesto especialmente cuando te enfrentas a una prueba de este tipo. La pesadilla es evidente, el problema también.

+ El sueño refleja una situación delicada en la que la impotencia y la frustración te llevan a no poder dar lo mejor de ti misma. No crees en ti misma ni en tus capacidades, por eso piensas que no vas a llegar a esa entrevista. Seguramente tienes la autoestima baja y eso es de lo que debes ocuparte nada más despertar, además de comprobar que tu reloj está en hora para que tu sueño no se haga realidad.