Ejercicios para mujeres por edades

Enara Rey Parra

La actividad física es vida. Las mujeres sabemos que movernos, hacer ejercicio, es bueno para nuestra salud, pero no siempre lo llevamos a la práctica. Para fomentar que practiquemos deporte con regularidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó en 2002 el Día Mundial de la Actividad Física que se celebra el 6 de abril, coincidiendo con otra fecha más arraigada: el Día Mundial de la Salud.

Una de las excusas para no realizar ejercicio suele ser la edad. Pero debemos saber que a cada edad podemos realizar un tipo de actividad física adecuada. El cuerpo no responde de la misma manera a los 20 ó a los 50 años, por eso es importante adecuar las costumbres deportivas a nuestra edad.

Entre los 18 y los 30 años, el cuerpo es joven y se encuentra en sus niveles máximos de resistencia y elasticidad. Es el mejor momento para realizar deportes sacrificados, para moldear el cuerpo y ganar músculo. Correr, spinning y todo tipo de ejercicios aeróbicos son los más adecuado a esta edad.

Entre los 30 y los 40 años, el cuerpo necesita continuar con actividad física pero es conveniente hacerlo de forma más moderada en cuanto a intensidad y de forma más prolongada. Es decir, si sales a correr, corre más despacio, pero durante más tiempo. De esta forma, además de quemar grasa, fortalecerás la resistencia de tu corazón.

Ejercicios para mujeres maduras

Entre los 40 y los 50 años, el principal objetivo de las mujeres que practican ejercicio físico es retrasar el envejecimiento y mantener el tono muscular que poseen. Para ello, son excepcionales los ejercicios en agua, ya sea natación o las diferentes modalidades de ejercicios aeróbicos en el agua: aqua tono, aquagym, aquacycling, etc. También es muy recomendable, a partir de los 40 años, realizar caminatas constantes, para fortalecer la resistencia física.

A partir de los 50 años, nuestro cuerpo no responde del mismo modo. Comenzamos a sufrir los estragos de la edad y debemos extremar las precauciones para no lesionarnos cuando realizamos actividad física. Es importante en este tramo de edad fomentar los ejercicios que nos ayuden a mantener la coordinación y movilidad de todo nuestro cuerpo. Andar a paso acelerado y realizar suaves ejercicios gimnásticos con regularidad, es lo más adecuado para esta franja de edad.