Hacer deporte embarazada: las actividades más aconsejables durante el embarazo

Gimnasia para embarazadas

Muchas mujeres al quedarse embarazadas se preguntan si es conveniente seguir haciendo deporte. Por supuesto, cada embarazo es único y en todo caso debes consultar a tu médico, pero en líneas generales, durante un embarazo sin riesgos hacer ejercicio no sólo no supone un peligro, sino que es muy beneficioso. Mantenerte en forma en el embarazo no sólo te aportará energía sino que te ayudará a aliviar las tensiones físicas y las inquietudes emocionales que este período conlleva.

Deporte y embarazo

El embarazo supone unos cambios corporales importantes, aumento del volumen, modificaciones en la circulación sanguínea y en el ritmo cardiaco, disminución de la capacidad pulmonar, fragilidad de los ligamentos, y en el último periodo se observa una falta de equilibrio. Todo esto hace que nos sintamos más torpes y nos planteemos si podemos hacer algún tipo de ejercicio para mantenernos en forma.

Evidentemente el deporte ayuda a que nos sintamos mejor en todos los momentos de nuestra vida, y el embarazo no es una excepción, pero habrá que adaptar el ejercicio físico a nuestro estado.

Se desaconseja realizar cualquier deporte que conlleve impacto sobre el cuerpo y saltos, por lo que quedan descartados los deportes de contacto y las artes marciales.

Los médicos recomiendan también que el ejercicio practicado sea suave, de forma que el ritmo cardiaco no supere las 150 pulsaciones por minuto y prestar especial atención a la respiración.

Hacer descansos más largos de lo habitual entre ejercicios y beber agua continuamente son otras de las recomendaciones que deben seguir las embarazas.

Ejercicio sin riesgos

Los ejercicios aeróbicos, siempre que sean de bajo impacto y no sobrecarguen el sistema cardiovascular, son ideales para mantenerse en forma durante el embarazo, al igual que la bicicleta estática, al menos durante el primer trimestre.

El pilates es otro de los ejercicios aptos para embarazadas porque aporta fuerza en la espalda y tonifica la zona abdominal, dos zonas cruciales durante el embarazo. Si ya estabas practicando pilates antes de quedarte embarazada, ya no tienes excusa para dejarlo, pero conviene que informes a tu monitor de tu estado por si surge alguna complicación y porque hay posiciones que no te conviene realizar.

Durante el embarazo hay muchas mujeres que se decantan por el yoga, no sólo por mantener la forma física sino por los innumerables beneficios que aportan los ejercicios de respiración y meditación, controlando el ritmo cardiaco y previniendo el estrés.

Uno de los deportes más aconsejables para las embarazadas es la natación, ya que el agua amortigua el peso y se reducen los riesgos. Además, la natación tonifica los músculos, mejora la capacidad pulmonar y el ritmo cardiaco, y disminuye considerablemente los dolores de espalda.

Pero sin duda alguna la estrella del ejercicio físico a realizar durante el embarazo, es andar. Un hábito que no debe faltar en tu día a día si quieres llevar un estilo de vida saludable, estés o no embarazada.

En cualquier caso, sigue las recomendaciones de tu médico a la hora de practicar deporte durante tu embarazo, pero no renuncies a él porque no sólo obtendrás beneficios a nivel físico y emocional, sino que además tendrás más facilidad para dar a luz.

Laura Sánchez  •  viernes, 31 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x