¿Hacer ejercicio te da dolor de estómago? Causas y soluciones

Marta Valle

Durante la realización de alguna práctica deportiva, es posible que, aunque no estemos ejercitando directamente los músculos del estómago, se ejerza presión sobre el abdomen y los intestinos lo que puede provocar, en definitiva, dolencias relacionadas con esta zona corporal. Aunque es posible que podamos tomar medidas preventivas tanto antes como después de realizar la actividad, si el problema persiste es posible que trascienda el propio ejercicio físico y nos encontremos padeciendo una patología más severa y compleja de diagnosticar.

Tipos de dolor de estómago producidos por el deporte

Por normal general, el dolor de estómago que se produce como resultado de un esfuerzo físico puede disponer dos factores fundamentales de generación: los propios músculos abdominales y el tracto gastrointestinal. Cuando la causa del desencadenamiento de las molestias en el sistema digestivo proviene del tracto gastrointestinal, existe una probabilidad bastante alta de que la sangre se haya alejado del estómago hacia otras partes corporales durante un periodo determinado en el que estemos practicando ejercicio físico de forma intensiva. El problema de fondo reside en el hecho de que se hayan consumido alimentos antes de comenzar el entrenamiento, por lo que la digestión, una vez iniciada la actividad, se ha visto retrasada. Los síntomas directos pasan por eructos y flatulencias.

Debido a esto, hay que intentar no ingerir alimentos excesivamente pesados dos horas antes de comenzar el propio ejercicio físico e incluir la toma de abundantes líquidos de forma que podamos prevenir una potencial deshidratación. Si ejercitamos específicamente los músculos abdominales es posible que las fibras que los conforman hayan sufrido miles de micro desgarros, por lo que durante la reparación de dichos daños podemos llegar a sentir cierta incomodidad en la zona que se pueda confundir con los propios dolores estomacales.

En la mayoría de casos, las causas del dolor estomacal una vez concluidos una serie de ejercicios físicos no son especialmente severas. Sin embargo, podemos llevar a cabo una serie de rutinas preventivas que nos ayuden a evitar molestias dispepsias. Debemos asegurarnos de beber abundante agua antes y durante la realización de la actividad deportiva, así como darles a nuestros músculos el descanso necesario para que se puedan recuperar convenientemente.  

Puedes leer más artículos similares a ¿Hacer ejercicio te da dolor de estómago? Causas y soluciones, en la categoría de Dolor de estómago en Diario Femenino.