¿Te duele el estómago? Descarta que no sea pancreatitis

Marta Valle

La pancreatitis es una patología que se define como una inflación del páncreas debido a la obstrucción de las vías biliares, ya sea causada por cálculos o por sustancias que hayan generado un daño tóxico, por bacterias o por daños metabólicos. El páncreas es un órgano que se encuentra situado en la parte posterior del abdomen y es el encargado, entre otras funciones, de generar hormonas como la insulina o el glucagón, fundamentales para la metabolización de los hidratos de carbono, especialmente los azúcares. También genera enzimas que participan en el proceso de la digestión, tales como la quimotripsina y la tripsina.

Causas de la aparición de una pancreatitis

La causa básica del desarrollo de una pancreatitis es la activación de las enzimas en el interior de este órgano, las cuales comienzan a comer y digerir el propio tejido que conforma el páncreas produciendo reacciones tales como hemorragia, hinchazón o daños a los vasos sanguíneos. Aunque se trata de una patología que fundamentalmente se da en hombres, son muchas las mujeres que pueden llegar a padecerla, aunque los factores de desarrollo más frecuentes tienen que ver tanto con nuestros hábitos como con el padecimiento de otras enfermedades. Según los estudios, la gran mayoría de los casos están causados por el abuso del alcohol y los cálculos biliares.

Aunque el alcoholismo es, en sí misma, la causa más habitual del desencadenamiento de una dolencia como la pancreatitis, hay que tener en cuenta que el factor genético puede disponer también un impacto decisivo. Otras afecciones que pueden estar ligadas al padecimiento de esta enfermedad son: daños a los conductos del páncreas durante una intervención quirúrgica, patologías autoinmunes, lesiones en el páncreas a raíz de un accidente, altos niveles de triglicéridos en la sangre u obstrucciones del conducto pancreático.

El síntoma principal de la pancreatitis tiene que ver con la aparición de un dolor en la zona superior o en el área central del abdomen. Este dolor puede empeorar después de cualquiera de las comidas que realizamos a lo largo del día, especialmente si ingerimos alimentos grasos. Las molestias se van volviendo progresivamente más estables e intensas llegando a durar varios días. También pueden empeorar si nos tumbamos boca arriba y es posible que se propague hacia la zona cervical.  

Puedes leer más artículos similares a ¿Te duele el estómago? Descarta que no sea pancreatitis, en la categoría de Dolor de estómago en Diario Femenino.