Remedios caseros para el dolor de estómago

Marta Valle

Descubre estos remedios caseros para el dolor de estómago

Los dolores de estómago son muy comunes en nuestra vida y son múltiples las causas que pueden desencadenarlos. En muchas ocasiones, la sintomatología que se presenta es tan leve que un médico no puede prescribirnos ningún fármaco y no puede aconsejarnos más allá de un control adecuado de nuestra dieta mientras dure el proceso.

Esta es una de las razones por las que han surgido decenas de remedios caseros que tienen que ver con la paliación o la cura de las molestias habituales que tienen que ver con nuestro aparato digestivo. De este modo, los productos naturales se convierten en una alternativa habitual a la medicina tradicional.

Remedios caseros más habituales para el dolor de estómago

Uno de los remedios que, sin duda, desde pequeñas nos aconsejan tanto nuestros padres como nuestros abuelos es la hierba de la manzanilla. Cocer unos pocos gramos de su flor en agua para después ingerirla en forma de infusión puede aliviar tanto la acidez como las digestiones pesadas. Es el caso también de otras plantas como el jengibre, el anís o la hierbabuena.

Otra forma bastante sencilla de paliar los dolores en la zona abdominal es aprovechar la propia acción del calor. Podemos aplicar una compresa de agua caliente sobre nuestro estómago, ayudando a que los músculos de la zona se relajen y, por tanto, alivien la presión ejercida en el área. Este remedio popular puede ver potenciada su acción si la acompañamos con la aplicación, a través de un suave masaje, de aceite de lavanda.

Otra planta medicinal, especialmente indicada para las flatulencias y para los excesos en la comida, bastante efectiva es el hinojo. Se puede consumir en cápsulas dispensadas tanto en supermercados como en farmacias o en herbolarios, o a través de la tradicional infusión. En días de continuas molestias, es posible tomarla después de cada comida importante del día. También la artemisa y el poleo suponen dos herramientas útiles para combatir las molestias relacionadas con las irregularidades intestinales.