Dolores de estómago propios de Nochevieja: que no te amarguen el fin de año

Marta Valle

Si el riesgo para la salud, y más concretamente para nuestro estómago, en Nochebuena es finalizar la jornada congestionadas y empachadas después de haber comido cantidades ingentes de alimentos, la Nochevieja, dado su tratamiento social más lúdico y orientado a la fiesta con los amigos, alberga el peligro de las consecuencias negativas que puede tener en nuestro organismo un consumo excesivo de bebidas alcohólicas. Obviamente, ningún médico nos va a decir, salvo que padezcamos algún tipo de patología que impida su consumo, que tomar un par de copas es malo para la salud, sin embargo un enfoque inadecuado de su ingesta puede jugarnos alguna que otra mala pasada.

Dolores de estómago en Nochevieja

Podemos intuir que en una noche en la que posiblemente nos desinhibamos más de la cuenta, el alcohol puede fluir en exceso y, por lo tanto, podemos adoptar medidas preventivas que nos ahorren molestias estomacales a posteriori. Aunque parezca obvio, no siempre tomamos una medida considerada esencial en estos casos y es procurar que nuestro estómago no esté vacío. Antes de cualquier ingesta especialmente elevada de bebidas alcohólicas, resulta pertinente la presencia de alimentos sólidos en nuestro estómago, de forma que la absorción del alcohol sea mucho más lenta reduciendo, de forma considerable, el riesgo a sufrir una intoxicación etílica.

Otro consejo redunda en el esfuerzo de no mezclar bebidas alcohólicas durante la Nochevieja. Resulta mucho menos perjudicial para nuestro organismo centrarse en una sola bebida, sin que esto signifique una invitación a consumir alcohol, cuestión que debería evitarse salvo en cantidades muy moderadas y ocasionales. Hay licores que combinan mal con otros y, por tanto, pueden generar el desarrollo de dolencias estomacales tales como indigestiones.

Pero quizá el efecto más nocivo del alcohol sobre nuestro cuerpo sea la comúnmente denominada resaca. Todas las que en algún momento de nuestra vida hayamos salido de fiesta en Nochevieja conocemos sus devastadores síntomas: sensación de sequedad en la boca, dolor de cabeza, cansancio, molestias en la zona abdominal, diarrea o acumulación de gases. El gran culpable de esta situación es el excesivo consumo de estas bebidas, ya que provoca que nuestro cuerpo se encuentre deshidratado y que reclame altas cantidades de agua.  

Puedes leer más artículos similares a Dolores de estómago propios de Nochevieja: que no te amarguen el fin de año, en la categoría de Dolor de estómago en Diario Femenino.