Dolor de estómago y diarrea: causas y tratamiento

Un peligrosa consecuencia de la diarrea es la deshidratación y debilitamiento

Marta Valle

Una de las dolencias relacionadas con el estómago, y el sistema digestivo en general, tiene que ver con un proceso anómalo conocido como diarrea, y que dispone como síntoma principal el hecho de una alteración en la expulsión de heces en cuanto a su volumen, su fluidez e, incluso, su frecuencia. Dependiendo de la gravedad de la afectación, esta patología puede desaparecer en tan solo unas cuántas jornadas o, por el contrario, su duración puede extenderse en el tiempo. Una de las principales consecuencias del padecimiento de esta anomalía reside en la deshidratación y el debilitamiento de nuestro cuerpo.

Dolor de estómago acompañado de diarrea

1 Uno de los factores más frecuentes que produce diarrea es la llamada gastroenteritis vírica epidémica, consistente en una infección que tiende a desaparecer de forma espontánea pasados tan solo unos días desde que empezaron a manifestarse los primeros síntomas. También las intoxicaciones alimentarias pueden afectar a nuestro estómago de forma que se produzca este tipo de patología.

2 Otras causas que pueden generar diarrea pasan por la ingesta de determinados fármacos como antibióticos, medicamentos para el cáncer o laxantes compuestos por magnesio, o el padecimiento de ciertos trastornos médicos como la celiaquía, un síndrome de malabsorción, la intolerancia a la lactosa o alguna enfermedad intestinal inflamatoria.

4 Otra de las causas principales en la generación de una anomalía del estómago como es la diarrea puede residir en el padecimiento del llamado síndrome del intestino irritable. Esta patología produce contracciones digestivas frecuentes causadas como respuesta a los alimentos que ingerimos. Debido a este movimiento anormal de los intestinos, se puede desencadenar en el sistema digestivo una alteración en la evacuación de las heces.

Cómo prevenir la diarrea y el dolor de estómago 

Existen diversos fármacos que pueden aliviar los síntomas de las molestias en el estómago provocadas por la diarrea. Ya sean prescritos o no por el médico de cabecera, podemos adquirir antidiarreicos como la loparemida que ayudan a reducir el exceso de actividad en los intestinos, además de antiespasmódicos que ayudan a paliar los dolores en la zona abdominal. También existe una metodología alternativa basada en remedios naturales, caso en el que entran en escena la fitoterapia y los alimentos probióticos.