Dolor de estómago por el consumo de gluten

El 1% de las mujeres padecen la enfermedad celiaca

Marta Valle

Dolor de estómago por gluten

Según estimaciones médicas, alrededor del 1% de las mujeres padecen la enfermedad celiaca, es decir, un daño constante que se produce en el intestino delgado debido a una fuerte reacción alérgica por el consumo de gluten. Esta sustancia es una proteína que podemos encontrar en determinados alimentos como el trigo, la cebada, la avena, el centeno, la espelta o el triticale. Hay que tener en cuenta, por otra parte, que no solo las mujeres que padecen esta patología pueden sufrir diferentes tipos de reacciones del sistema inmunológico hacia el consumo de alimentos que contengan esta proteína.

Efectos del consumo de gluten en el estómago

El consumo de gluten –para aquellas mujeres que presenten algún tipo de reacción alérgica ante su ingesta- puede disponer diversas consecuencias sobre nuestro sistema digestivo. Hay que tener en cuenta que aquellas que sean intolerantes al gluten tienen que trabajar de forma más intensiva para luchar contra los efectos negativos que dispone esta proteína sobre el tracto digestivo, por lo que es posible que sientan fatiga después de ingerirlo. Las personas sensibles al gluten también pueden presentar otro tipo de síntomas a nivel gastrointestinal como diarrea, hinchazón, gases, malestar en el estómago o estreñimiento.

Dado un cuadro de síntomas como el descrito, deberemos consultar con nuestro médico de cabecera con el objetivo de hallar un diagnóstico preciso. El especialista habrá de realizar las pruebas que considere pertinentes ya que estas consecuencias negativas pueden deberse a una simple alergia al gluten o, en los casos más severos, a la propia enfermedad celiaca. Es posible que ambos exámenes resulten negativos, situación que probablemente esté derivada de una simple intolerancia ocasional al gluten.

En función del tipo de trastorno relacionado con el consumo de gluten que presente la paciente, los médicos procederán a indicar cual es el tipo de tratamiento más apropiado para el caso. En los casos más importantes como son la enfermedad celiaca y la alergia al gluten, el paso primordial pasa por la eliminación completa de nuestra dieta de todos aquellos alimentos que estén compuestos por esta proteína. Si se trata de una mera sensibilidad, en un primer momento se seguiría la misma metodología que con las otras dos problemáticas para reintroducir dichos productos posteriormente.