Causas y síntomas del dolor de estómago por gastroenteritis

Marta Valle

La gastroenteritis es una enfermedad consistente en una inflamación de la mucosa del estómago, del intestino grueso y del intestino delgado que suele materializarse en nuestro organismo a través de diarrea y vómitos. En la mayoría de ocasiones, se trata de una patología que encuentra el contacto como uno de los caminos más efectivos para lograr la infección de nuestro organismo. Los agentes patógenos se depositan en diversos objetos pudiendo llegar a la boca de las afectadas -y consecuentemente tanto a los intestinos como al estómago- a través de las manos. La falta de higiene se convierte, por tanto, en un factor fundamental en el desarrollo de esta anomalía.

Factores de riesgo para el desarrollo de gastroenteritis

Los síntomas fundamentales que caracterizan una patología como la gastroenteritis suelen comenzar de forma repentina y manifestándose a través de diversas anomalías como el dolor abdominal, las náuseas, los vómitos, la diarrea y, ocasionalmente, la fiebre. Las molestias que se desprenden de la gastroenteritis varían en función del patógeno que nos la ha contagiado y pueden oscilar entre materializaciones leves o muy intensas. De hecho, en los casos más severos podemos llegar al extremo de detectar sangre y mucosidad en las deposiciones.

La gastroenteritis aguda es un tipo de dolor de estómago que puede originarse debido a varios motivos, aunque en la gran mayoría de casos disponen una causa infecciosa. De esta forma, esta patología es originada por microorganismos que pueden encontrarse tanto en el agua como en los alimentos. La infección también puede transmitirse de una persona a otra o por medio de un animal, siendo la vía oral la regla general. Los grupos de riesgo más habituales son las viajeras, las mujeres que consumen alimentos como huevos, mayonesa, marisco o nata, las personas con inmunodeficiencias o aquellas que residen en hospitales o centros de acogida.

En aquellos casos en los que suframos una enfermedad como la descrita tanto la reposición de líquidos como la de electrolitos dispone una importancia fundamental. La corrección de la dieta a base de comidas blandas como el arroz, la manzanxa, el pan tostado, el plátano o el yogur líquido también. Por último, y siempre bajo prescripción médica, el uso prudente de medicamentos antibióticos puede reducir la intensidad de la dolencia.

Puedes leer más artículos similares a Causas y síntomas del dolor de estómago por gastroenteritis, en la categoría de Dolor de estómago en Diario Femenino.