Dolor de espalda por conducir: posturas para una conducción sana

Dolor de espalda por conducción

Tanto el dolor en la espalda como la tensión muscular son dos de las molestias que tienden a acechar nuestra salud si pasamos muchas horas conduciendo. Cuando estamos al volante, las articulaciones de la espalda y la columna vertebral están expuestas a un esfuerzo extraordinario y, por lo tanto, resultan zonas que van a requerir de un especial cuidado. Especialmente frecuente es la aparición de sintomatología relacionada con la lumbalgia, sobre todo en aquellas mujeres que no disponen una buena higiene postural, sufren obesidad o una simple mala condición física.

Cómo evitar el dolor de espalda después de conducir

Conducir de una forma saludable y, de esta forma, prevenir las posible patologías que puedan desencadenarse de malas prácticas en el asiento del coche, es posible si seguimos una serie de consejos que van a tener que ver tanto con el calzado que usemos como con la regulación correcta de nuestro asiento. El uso, en este sentido, de un cojín cilíndrico y alargado a la altura de los riñones resulta una solución fácil y cómoda para conseguir que apoyemos correctamente la espalda evitando, a su vez, que se curve innecesariamente la columna vertebral.

Si trabajamos de forma profesional al volante o, por otra parte, pasamos muchas horas conduciendo hay dos cosas que podemos hacer para evitar que aparezcan dolencias en la espalda. En primer lugar, debemos conseguir y mantener una higiene postural adecuada mientras realizamos esta actividad, ajustando a nuestra altura tanto el volante como el asiento. En segundo lugar, debemos descansar habitualmente, sobre todo si estamos llevando a cabo viajes largos. En estos periodos de esparcimiento, también podemos realizar unos sencillos ejercicios de estiramiento para que podamos descargar la zona.

Es muy importante seleccionar adecuadamente el calzado que vamos a llevar cuando conducimos. Los zapatos menos recomendados son aquellos que nos dejan el talón al aire (como las chanclas o los zuecos), ya que nos obligan a forzar los músculos de las piernas y evitan que apoyemos correctamente el pie, por lo que terminaremos adoptando una postura incorrecta. 

Marta Valle  •  jueves, 2 de mayo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

¿Por qué no me llega la menstruación?

Escrito por Diana a las 10:46:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x