Qué es un prolapso vaginal: tipos y soluciones

¿Cómo solucionar un prolapso vaginal?

Eugenia Carré

El prolapso genital se produce cuando los músculos que rodean la vagina se ven tan debilitados que no pueden sostener el peso de los órganos pélvicos y, se produce un desprendimiento de éstos que pueden llegar a salir por la vagina. Nos fijamos en qué es un prolapso vaginal: tipos y soluciones.

Las mujeres durante la menopausia que, en el pasado han estado embarazadas y que han dado a luz mediante un parto vaginal, están más predispuestas a los prolapsos o, en el caso de mujeres jóvenes, que hayan tenido numerosos partos traumáticos.

En muchos casos, los órganos al “caer” hacen que aparezca en la zona vaginal un bulto que, en un primer momento, asociaremos a una tumoración. Por tanto es muy importante que, ante cualquier anomalía en nuestra zona íntima acudamos con urgencia a nuestro médico de confianza para que nos diagnostique. 

Tipos de prolapsos genitales

El nombre del prolapso varia dependiendo del órgano que se desprenda por la falte de musculatura del suelo pélvico, los más comunes son: 

+ Cistocele: desprendimiento de la vejiga urinaria.

+ Rectocele: el recto desciende sobre la cara posterior de la vagina.

+ Prolapso uterino: en este caso el útero comienza asomando el cuello uterino por la vagina para, en un estado más avanzado, descender el útero por completo.

+ Prolapso de cúpula vaginal: sucede a las mujeres a las que se les ha practicado una cirugía para extirparle el útero, en este caso, la vagina se da la vuelta como poniéndose al revés. 

Soluciones al prolapso vaginal

Dependiendo del grado de prolapso que nos diagnostique nuestro ginecólogo nos dará el tratamiento que mejor se adapte a nuestro caso.

En general los prolapsos más leves se tratan con ejercicios de fisioterapia para fortalecer la musculatura y con una serie de pautas de hábitos de vida saludable que nos dará nuestro doctor, como puede ser bajar de peso, evitar el estreñimiento, limitar el sobreesfuerzo físico, etc.

Si nos enfrentamos a prolapsos más graves, nos podemos ver sometidas a cirugía para la extirpación del órgano, como suele darse en los casos de prolapso uterino, o colocando una especie de malla que cumpla la misma función que los músculos de suelo pélvico, esto suele darse en los prolapsos de vejiga y recto.