Qué es el vaginismo y en qué consiste

Cómo se puede superar el vaginismo

Qué es el vaginismo y en qué consiste

"El vaginismo es una disfunción sexual que consiste básicamente en una contracción involuntaria de la musculatura que rodea la vagina al intentar el coito, aunque la lubricación puede ser correcta y la erección adecuada", explica Diana Sánchez, psicóloga y sexóloga especialista en Mujer. 

Con esta experta en sexualidad femenina, hemos querido en esta ocasión tratar un problema que sufren entre un 2,3% y un 10% de las mujeres que acuden su consulta. Y, aunque no hay datos oficiales (es una enfermedad que sufren muchas mujeres pero a las que les da vergüenza hablar de ello), no existen datos fiables. Según nos explica Diana Sánchez, otros expertos hablan de que un 4% de la población sufre vaginismo, pero sin llegar a diferenciar de dispareunia (dolor en el coito).
 

Vaginismo: ¿algo físico o psicológico?

Las causas físicas pueden ir desde un himen rígido, endometriosis, inflamaciones de la pelvis (ovaritis, endometritis, cervicitis...), relajación de ligamentos uterinos, vesiculares y/o rectales, tumores pélvicos o hemorroides... Mientras que las causas psicológicas van, según esta psicóloga y sexóloga, desde actitudes de rechazo a la sexualidad por una educación sexual estricta o culpabilizadora, mala información sexual, abusos sexuales, una mala socialización en el control de esfínteres, miedo al embarazo...
 

Cómo se puede superar el vaginismo

Las formas de tratamiento depende de si la causa es física o psicológica. En el caso de la primera, puede ser necesario un tratamiento farmacológico pautado por un ginecólogo o un fisioterapueta especialista en suelo pélvico, "aunque en algunos casos se han hecho también tratamientos con toxina botulínica", explica Diana Sánchez. 
 
En el caso de causas psicológicas es recomendable acudir a un especialista para llevar a cabo un tratamiento basado en educación sexual mediante técnicas de abordaje cognitivas, pero también se puede trabajar con hipnosis y con técnicas de resolución de traumas como EMDR o terapia Sensoriomotriz. 
 
Además, en todo este proceso, es importante buscar un profesional adecuado y con experiencia, y resulta básico el apoyo que puede brindar la pareja, "la paciencia, la empatía y la comunicación por parte del otro son claves en estos casos", concluye Diana Sánchez. 

Lidia Nieto  •  viernes, 14 de julio de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x