Falsos mitos sobre menstruación: no es bueno hacer ejercicio con la regla

Beatriz Iznaola

La menstruación puede resultar un incordio en nuestro día a día, pero no por ello podemos vernos incapacitadas de realizar distintas actividades. No podemos creer los mitos y las leyendas que se llevan difundiendo durante siglos en relación con la menstruación. Los falsos mitos más conocidos referentes a la regla es que puede resultar perjudicial para la salud bañarse mientras se está con la regla; que no puedes quedarte embarazada en los días del ciclo menstrual y que no es bueno hacer ejercicio. Todos ellos falsos y poco beneficiosos para nuestra salud. En cuanto al deporte, en estos días "sensibles" para la mujer, sí es cierto que los distintos niveles de progesterona y estrógenos pueden hacer que se encuentre más cansada de lo normal, sobre todo al inicio del ciclo. Pero eso no quiere decir que se tenga que eliminar el ejercicio físico del día a día. 

Con la menstruación se puede hacer deporte

Se suele recomendar la actividad física diaria para mantener un cuerpo sano, ¿por qué íbamos a dejar de mantener nuestro cuerpo sano por tener la regla? La menstruación nos hará sentir un poco más cansadas y algo doloridas, a aquellas mujeres que les suele doler los ovarios o los riñones. En casos de dolor extremo, dismenorrea, lo mejor es tomar reposo durante esos días de máximo dolor. Otro consejo es que intentes paliar ese dolor con el ejercicio físico en sí, pero con terapias alternativas mucho más suaves que correr o nadar, por ejemplo. Estas técnicas son muy conocidas por la sociedad y pueden ayudarnos a calmar el dolor y a sentirnos más fuerte, estamos hablando de yoga, pilates y las distintas variedades. 

Hacer ejercicio con la menstruación no es malo, es un falso mito, pero sí es cierto que hacer deporte en exceso o practicar deportes de riesgo durante estos días no es bueno del todo, pues puede causarnos desarreglos hormonales y, por lo tanto, menstruales. Lo mismo sucede en mujeres que llevan una dieta muy estricta, tenemos que ser conscientes de que todo lo que hagamos en contra, por así decirlo, de nuestro cuerpo afectará sobre nuestro organismo, de una manera u otra.