Terapias alternativas para combatir el dolor menstrual

Beatriz Iznaola

Los días que tenemos la menstruación pueden dolernos bastante los ovarios y los riñones, a parte de sentirnos más cansadas de lo habitual y tener, en ocasiones, dolores musculares también. Durante estos días no es muy aconsejable una actividad fuerte y excesiva, es preferible olvidar el gimnasio o salir a correr y dedicarnos a realizar ejercicios que mejorarán nuestro estado, por ejemplo, el yoga

El yoga como mejor terapia para combatir el dolor menstrual

Hay posturas que es mejor no realizar durante estos días, pues pueden hacer que nos encontremos peor y que el dolor sea aún mayor. Por ejemplo, se deben evitar las posturas invertidas, ya que de esta manera se puede llegar a deterner el flujo de la sangre. Además de reducir el ejercicio físico, debemos tender a realizar ejercicios de meditación. Éstos nos ayudarán mucho a relajarnos y a calmar los fuertes dolores menstruales. 

Por el contrario hay muchas posturas de yoga idóneas para los días que sufrimos dolores menstruales. Siempre tenemos que contar con un apoyo que nos separe del suelo, para evitar dolores de espalda y que el frío llegue a nuestro cuerpo, lo cual es bastante malo. De esta manera, colocaremos otro apoyo más, hecho con toallas o una doble colchoneta, debajo de la espalda desde la altura de los riñones hasta nuestra cabeza. También colocaremos dos apoyos más debajo de nuestros muslos, de forma que nuestra pelvis quede elevada. Dejamos nuestras manos colocadas en nuestros ovarios, pasándonos calor y respiramos. Podemos mantener esta postura durante diez minutos. 

Otra postura perfecta es la siguiente. Sentadas, estiramos una pierna y la otra la encogemos, y así echamos todos nuestro peso hacia delante intentando apoyar nuestra cabeza en la pierna estirada. Pasados dos minutos cambiamos de pierna, podemos repetir el proceso varias veces. De esta forma, la sangre fluirá mucho mejor por nuestro organismo, muy importante normalmente, pero más aún en estos días. 

La postura con la que debemos cerrar nuestro momento de yoga tiene que ser la siguiente. Nos tumbamos en la colchoneta, flexionamos las rodillas y elegimos un apoyo para colocar debajo de nuestro coxis para elevar la pelvis y los riñones. Estira los brazos y relaja todo tu cuerpo. Puedes realizarla durante tres minutos, notarás enseguida sensación de relajación y bienestar general. 

Puedes leer más artículos similares a Terapias alternativas para combatir el dolor menstrual, en la categoría de Menstruación en Diario Femenino.