Cómo preparar a tu hija para su primera menstruación

Beatriz Iznaola

La menstruación es algo natural que toda mujer, antes o después, va a acabar teniendo. Esto nosotras ya lo sabemos, pero tenemos que hacérselo ver también a nuestras hijas, que tarde o temprano tendrá que convivir con su ciclo menstrual. 

Con naturalidad es la mejor manera de contarle a tu hija qué es la menstruación y cómo se va a sentir a partir de ese momento y, además, qué cosas nueva a haber en su organismo que antes no estaban.

Cómo preparar a tu hija para su primera menstruación

Todos los niños, cuando son pequeños, tienen dudas y preguntan, normalmente, a sus padres, pues bien, todas estas dudas hay que resolverlas. Tu hija te preguntará sobre tu menstruación sin casi saber bien qué es, en ese momento has de aprovechar para explicarle todo de manera que ella lo pueda entender. La menstruación no puede ser un tabú ni para los padres, ni para los hijos. 

Para nuestras hijas serán muy difíciles sus primeros meses de mesntruación, porque se encontrarán inseguras sin saber bien qué hacer, ahí tenemos que estar nosotras. Empezaremos explicándoles porqué las mujeres tenemos la regla, es algo importante que deben saber, tener la menstruación nos llena como mujeres, pues nos hará tener hijos, que es lo más maravilloso de este mundo. Después deberá saber cada cuántos días va a tener la regla y enseñarle a calcularlo, para que controle bien su ciclo menstrual y ambas poder saber si es una menstruación normal o anormal.

Más tarde, puedes pasar a enseñarle los productos que existen, como compresas, támpax, salvaslips, entre otros. Y explicarle cómo se pone cada cosa, los diferentes tamaños y colores que hay de tampones es algo complicado al principio. Cada uno tiene su función y su momento y eso nuestras hijas lo tienen que saber. Nadie mejor que sus madres para explicarles con detalle todo lo relacionado con su naturaleza humana. 

A la hora de hablarle a tu hija sobre la menstruación tienes que explicarle también lo importante que es la higiene siempre, pero durante esos días muchísimo más. Al igual que lo es la alimentación, lo relevante que es el hierro y lo mala que puede llegar a ser la cafeína para nuestro organismo durante el ciclo. 

Lo mejor es hablar a nuestras hijas con naturalidad, sin tabúes y sin vergüenza alguna, pues no hay nada más natural que el propio cuerpo humano.