Guía de meditación: 10 pasos para meditar durante la menstruación

Meditar durante el SPM

Podemos intentar disminuir y/o acabar con los incómodos síntomas premenstruales si dedicamos unos minutos de nuestro día a practicar alguna técnica de meditación. Gracias a ellas, los problemas físicos, como los dolores, y los problemas psicológicos, como la ansiedad y la depresión, se verán aminorados y nuestra vida será mucho más fácil, no solo durante el Síndrome Premenstrual.

Pasos para meditar durante la menstruación

1. Los mejores momentos del día para meditar son la mañana y el atardecer ya que nuestro estado mental, la temperatura y la energía son las idóneas para ello. Conviene elegir el momento en el que sepamos que vamos a estar tranquilas y con calma y que, obviamente, dispongamos de tiempo.

2. Deberemos concienciarnos de lo que vamos a hacer y hacerlo todos los días. Coger una rutina es fundamental, tanto de horarios como de lugar. Hacerlo todos los días a la misma hora y en nuestro sitio destinado para ello creará en nosotras la sana necesidad de meditar.

3. Si es posible, sería aconsejable tener un cuarto destinado para la meditación, nuestro espacio. Una habitación ordenada, con colores suaves y con algo cómodo donde sentarnos. Unas velas o incienso también nos pueden ayudar, al igual que puede hacerlo tener una música relajante de fondo.

4. Lo ideal es sentarnos orientando nuestra cara al norte o al este. La energía proveniente de estas direcciones nos beneficiará.

5. Una vez concienciadas y listas para practicar nuestras técnicas de meditación, deberemos concentrarnos e intentar dejar la mente en blanco, sin preocupaciones que nos impidan nuestro objetivo. Esto es algo bastante complicado, pero si cada día lo intentamos, acabaremos consiguiéndolo.

6. Lo primero que tenemos que hacer es respirar profundamente, prestando atención y siendo consciente de cómo respiramos. Inhalamos, retenemos unos segundos el aire y por último, exhalamos, dedicando el mismo tiempo en cada proceso.

7. No tenemos que tener prisa en hacerlo. No debemos forzar nuestra mente, tomarnos nuestro tiempo en la respiración es fundamental.

8. Una vez relajadas, focalizamos un punto en la habitación en el que concentrarnos, un punto con el que estemos cómodas ya que deberemos utilizar siempre el mismo. Su misión es que la concentración no cause un esfuerzo extra a nuestra mente.

9. Usar un mantra (una palabra que se repite de forma continua) nos ayudará a concentrarnos y poder meditar más fácilmente. Podemos usar el que queramos, aunque uno de los más utilizados es OM.

10. Cada día aumentaremos un poco el tiempo que dedicamos la meditación.

Siguiendo estos consejos, podemos llegar a alcanzar un estado de paz interior, aunque solo sea por unos instantes, que hará que nuestros síntomas premenstruales se vean disminuidos sintiéndonos mejor con nosotras mismas y con nuestro entorno.

Sara Izquierdo  •  lunes, 3 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x