Meditación: todo lo que debes saber

Meditación: todo lo que debes saber

En ocasiones relacionamos la idea de la meditación con prácticas espirituales sectarias dirigidas por excéntricos gurús de alguna filosofía que nada tiene que ver con nosotros. Pero la verdad es que cuando la despejamos de ornamentos sectarios, la meditación puede aportarnos innumerables beneficios a nivel físico y emocional. Pero ¿qué es exactamente la meditación? Se trata de un proceso de experimentación a través del cual accedemos a una comprensión mayor de nosotros mismos y de lo que nos rodea. En definitiva, entramos en otro nivel de conocimiento. Sin duda, resulta muy atractivo.

Tipos de meditación

Tradicionalmente las técnicas de meditación se han dividido en dos grandes grupos:

-  La meditación concentrativa o Shamata. Se utilizan objetos de atención o mantras para llegar a un estado de concentración y atención muy profundo acerca de un aspecto concreto. En definitiva se trata de un conocimiento profundo pero restringido. La meditación trascendental también pertenece a este grupo de meditación concentrativa, así como todas aquellas prácticas meditativas que incluyen mantras, oraciones o control mental.

- La meditación contemplativa o Vipassana. Con esta técnica, el campo de atención se expande con respecto a la meditación concentrativa, por lo tanto, se alcanzan mejores resultados. Se busca ampliar el conocimiento desde la atención a un objeto hasta la comprensión del propio mundo. Se trata por lo tanto de una meditación más completa.

En cualquier caso, el fin último de la meditación es que la persona que lo practica llegue a un grado de perfección y plenitud de inteligencia que le permita un mayor conocimiento tanto de la realidad física como de la espiritual.

Beneficios de la meditación

Lo cierto es que esta técnica de la meditación, que parece reservada a unos pocos, es una fuente inagotable de beneficios a nivel físico y emocional, por lo que no estaría de más que nos adentráramos en esta experiencia.

Entre los beneficios físicos que se derivan de la práctica meditativa destacan una disminución considerable de la tensión, reducción del estrés, regulación de la presión sanguínea, fortalecimiento del sistema inmunológico y también retrasa el envejecimiento. Además supone una importante inyección de energía.

Otros beneficios de la meditación se observan a nivel psicológico, como la calma, el sosiego, la tranquilidad y la claridad mental. Ayuda a mejorar la concentración y el rendimiento en el trabajo, con una mayor capacidad de memoria, más rapidez en el aprendizaje y desarrollo de la creatividad.

La meditación también mejora el desarrollo personal con un aumento de la autoestima, de la seguridad en uno mismo, lo que te permite relacionarte con los demás en términos más saludables. Se aprecia también una mayor tolerancia y sensibilidad hacia el mundo que nos rodea.

Si quieres adentrarte en el mundo de la meditación, cualquier ciudad está plagada de centros donde imparten técnicas meditativas, liderazgo personal, coaching y prácticas espirituales. Vence tus reparos, pero asegúrate de inscribirte en un centro seguro para no enredarte en prácticas poco beneficiosas.

Laura Sánchez  •  miércoles, 3 de octubre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

Tengo varias dudas sobre el DIU Mirena

Escrito por meche escalante a las 11:54:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x