Falsos mitos sobre dieta: la pasta NO engorda

Las calorías de la pasta

Beatriz Iznaola

La pasta es uno de los alimentos más consumidos por niños y mayores en todo el mundo. Al ser tan conocido tiene a su alrededor una infinidad de mitos y leyendas, siendo muchos de ellos falsos. Uno de los falsos mitos más populares es que la pasta engorda. Es totalmente falso, una dieta cuanto mayor contenido de carbohidratos tenga menor será el peso corporal de la persona que realiza dicha dieta. Por lo que no hemos de sacar este alimento de nuestra base alimenticia, sólo tenemos que controlar los excesos, tanto de pasta como de cualquier otro producto, pues eso es realmente lo que engorda. 

Se cae el mito: la pasta no engorda

Frente a lo que se ha creído durante muchos años comer pasta no nos hace engordar, sino todo lo contrario. Si aun así no nos fiamos demasiado podemos probar la pasta integral, mucho más saludable todavía. La pasta en sí no engorda, lo que puede llegar a engordar son los condimentos y suplementos que le añadimos al cocinarla. Cien gramos de pasta contienen menos de un gramo de grasa, sin embargo el queso sí que tiene mucha más grasa. Y lo mismo sucede cuando le añadimos tomate frito, carne. nata, bacon etc. Por esto siempre se ha creído que la pasta engorda, por la cantidad de alimentos complementarios que le echamos para conseguir un resultado único. 

Otra ventaja de este plato es que nos sacia el hambre y, por lo tanto, nos hace comer menos. ¿Por qué sucede esto? Porque es una comida que llena, dado su alto porcentaje de gluten, que es como carne vegetal. Por lo que es un plato muy apetitoso y con un alto poder saciante. Con un buen plato de pasta a la boloñesa, por ejemplo, podríamos saciarnos perfectamente a la hora de comer. Y no necesitaríamos ingerir ningún otro alimento que sí podría hacernos engordar más y podría llegar a ser menos sano, como una pizza o fritos. Lo mejor que podemos hacer es cocinar nuestro plato de pasta con hortalizas, como la cebolla, la zanahoria, etc. De esta manera conseguiremos una comida sana y saludable, que nos saciará hasta la hora de la merienda.