Remedios caseros para el dolor menstrual

Marta Valle

Una parte importante de las mujeres sufren dolores durante el periodo menstrual. Para algunas de ellas, incluso, estas molestias pueden tornarse tan severas que les impiden realizar sus tareas diarias con cierta normalidad. En algunos casos, las dolencias menstruales aparecen acompañadas de otros síntomas como náuseas, vómitos, retenciones de líquidos, cefaleas, dolores de estómago, inflamaciones abdominales o mareos. Este cuadro médico puede tratarse de una forma relativamente sencilla a través de medicación específica, aunque también es posible limitar su impacto sobre el organismo femenino a través del uso de una serie de remedios caseros.

Paliar los dolores en la menstruación con remedios caseros

Uno de los remedios caseros más eficaces para paliar los dolores que pueden aparecer durante el desarrollo del periodo menstrual consiste en la preparación de infusiones con hierbas naturales. Es el caso de la infusión de onagra, que favorece la relajación del útero y es capaz de regular el ciclo menstrual, la infusión de manzanilla, con propiedades beneficiosas para el alivio de los dolores desarrollados en los ovarios, y la infusión de canela, con un gran efecto relajante y una enorme capacidad reguladora de los ciclos menstruales anómalos. Otras hierbas muy recomendables para este propósito son la hierbabuena, el árnica, el orégano, el tomillo, el jengibre, el pericón y el epazote.

La aplicación de calor sobre la zona del vientre resulta en otro truco casero bastante habitual, a la par que efectivo, para aliviar los dolores generados en los ovarios durante el ciclo menstrual. Elementos como almohadas térmicas, toallas húmedas calientes o bolsas de agua se convierten en compañeros ideales durante estas arduas jornadas. Para una completa eficacia de este método, habremos de asegurarnos de que la temperatura sea soportable de modo que podamos colocarlo en el abdomen durante un largo rato.

La práctica de ejercicio físico durante los días en los que tengamos las menstruación resulta otro remedio casero ideal para paliar los dolores en los ovarios. Esta actividad, que debe tener una intensidad moderada, va a promover el flujo sanguíneo en la zona afectada reduciendo, de esta manera, el impacto de las molestias.