Remedios caseros para aliviar los síntomas de la varicela

Marta Valle

Remedios caseros para la varicela

La varicela es una de las más enfermedades más comunes entre los niños, lo cual no quiere decir que los adultos no la podamos contraer. De hecho, hay que tener especial cuidado en este último caso, pues de no tratarla correctamente cuando somos mayores la patología puede tener consecuencias severas sobre nuestro organismo. Se trata de una infección viral, por lo que realmente no existen antibióticos que puedan curarla directamente.

Debido a esta circunstancia, el médico de cabecera, por norma general, prescribe una serie de medicamentos orientados a acortar su duración y a aliviar los síntomas más habituales como la fiebre, el picor, las pequeñas ampollas que aparecen sobre la piel y la fatiga. Para complementar el tratamiento médico, podemos echar mano de una serie de remedios caseros.

Tratar los síntomas de la varicela con remedios caseros

Una de las formas más eficaces de tratar el picor que causan los granitos producidos por la varicela reside en la utilización de leche de magnesio. Podemos aplicar directamente esta suerte de remedio casero sobre las partes afectadas y dejarlo actuar. En un mismo sentido, también podemos hacer uso de avena. Basta con echar dos tazas de este producto en la batidora hasta que se convierta en polvo. El resultado lo introducimos en una bañera llena de agua para que la paciente se introduzca en su interior. Para una mayor sensación de alivio es posible agregar bicarbonato de sodio.

Otro truco casero para acortar los tiempos de duración de los síntomas de la varicela consiste en hallar todas las formas posibles de evitar que nos rasquemos los granos, ya que existe la posibilidad de producir una infección en estas llagas. Para ello podemos, por un lado, mantener las uñas de nuestros dedos lo más cortas posibles y, por otro lado, podemos cubrir nuestras manos con calcetas o con guantes suaves y limpios, asegurándonos de que la superficie de cualquiera de las dos prendas no sea áspera.

Para aquellas de nosotras que hayamos desarrollado puntos de varicela en la zona de la boca, se recomienda la realización de gárgaras con sal. Otro remedio casero bastante efectivo en estas lides consiste en calentar guisantes en una cubeta llena de agua para después echar la mezcla resultante sobre nuestro cuerpo. Este truco es capaz de eliminar la sensación de hormigueo en las personas que padecen esta enfermedad.