5 cosas que tienes que saber antes de usar piedra pómez para los pies

Irene Gusi

Usos de la piedra pómez

La piedra pómez es un instrumento perfecto para eliminar la piel muerta y erradicar las durezas y callos que se encuentran en los pies. Por estos beneficios es muy usada para los tratamiento de pedicura y exfoliación, además deja la piel mucho más suave y bonita.

Antes de utilizar la piedra pómez para los pies es necesario conocer cómo usarla correctamente y saber todas sus ventajas.

5 consejos para usar la piedra pómez en los pies

1 Antes de comenzar a usar la piedra pómez debemos limpiar en profundidad los pies. Para ello hay que ponerlos en remojo en cuenco con agua tibia y aplicando un jabón líquido, a ser posible, con pH neutro.

2 La exfoliación de los pies es un paso fundamental para mantenerlos bonitos, suaves y cuidados. Por lo general, en los pies suelen aparecer durexas y callos debido a que aguantan todo nuestro peso día a día y suelen pasar mucho tiempo cerrados por los zapatos. Con la piedra pómez podemos deshacernos de esas asperezas antiestéticas que se encuentran en los pies, y ofrecer un resultado ideal en ellos. 

Cuando tengas los pies limpios, y sin sacarlos del agua, pasa la piedra pómez por aquellas zonas en las que haya durezas y callos. Realiza movimientos suaves y en círculo, haciendo hincapié en las zonas antes señaladas.

4 Recuerda que los pies deben estar enjabonados para que la piel no se reseque. Enseguida notarás los beneficios en los pies, pues se encontrarás más lisos y suaves. Cuando lo hayas conseguido aplica una crema humectante.

5 Esta técnica se debe repetir de una a tres veces por semana para que los resultados sean más duraderos y se mantengan perfectos durante todo el año.