Soluciones efectivas para los pies húmedos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Algunos problemas de los pies están a medio camino entre la estética y la salud. Es el caso de tener los pies siempre húmedos, que puede deberse a una mala circulación o a un exceso de sudoración. Para conseguir unos pies bonitos y sanos, debemos evitar esa permanente humedad en los pies y nosotras tenemos algunos trucos para mantener los pies secos.

Cómo evitar tener los pies siempre húmedos

Tener los pies siempre húmedos provoca varias consecuencias relacionadas con el cuidado y la salud de nuestros pies. Por un lado, esa sensación de humedad hace que tengamos los pies fríos constantemente, algo que resulta bastante molesto tanto en invierno como en verano. Por otro lado, la humedad en los pies es la causa de otro tipo de problemas como el mal olor de pies y la aparición de hongos.

Más que por estética, es por salud por lo que debemos mantener los pies secos. Así nos evitaremos los molestos hongos en los pies y podremos olvidarnos de la sudoración excesiva con el consiguiente mal olor de pies. El mejor truco para regular tanto la humedad como la temperatura de los pies es la hidroterapia, alternando el baño de agua fría con agua caliente.

Si el problema que genera la humedad en los pies es la excesiva sudoración, es conveniente aplicar un antitranspirante, así como utilizar plantillas específicas para el problema del sudor. El material del calzado también es importante para evitar la humedad, siendo preferible los materiales naturales a los sintéticos. Y el tejido de los calcetines será determinante para mantener los pies secos, apostando por la lana como el tejido ideal.

Puedes leer más artículos similares a Soluciones efectivas para los pies húmedos, en la categoría de Pies en Diario Femenino.