10 trucos para pedirle un aumento de sueldo a tu jefe

Prepara unos buenos argumentos y demuestra que eres única

Tamara Sánchez

10 trucos para pedirle un aumento de sueldo a tu jefe

Llevas ya tiempo trabajando para una misma empresa, has realizado un montón de tareas que han resultado ser un éxito, has pringado trabajando horas extras y fines de semana, te has comido muchos marrones y has tenido ideas geniales que han aportado muchísimos beneficios a la compañía. Sin embargo, consideras que tu sueldo no está del todo acorde con todas las funciones que has ido adquiriendo a lo largo del tiempo y empiezas a pensar que mereces un aumento de sueldo. Enfrentarse al momento de solicitar a tu superior una nómina más amplia no es nada sencillo, por eso, te mostramos estos 10 trucos para pedirle un aumento de sueldo a tu jefe y que la petición resulte un auténtico éxito. ¡Pruébalo!

10 trucos para pedirle un aumento de sueldo a tu jefe 

1 Valora la situación de la empresa: ¿Qué momento está atravesando la empresa en la que trabajas? ¿Está en un buen periodo económico o las cosas no van del todo bien? Si la compañía está en crisis, lo más razonable es que tengas paciencia y esperes un poco para pedir tu aumento de sueldo ya que por mucho que lo merezcas, en esta situación no vas a conseguirlo. De lo contrario, si la empresa está creciendo y los presupuestos son amplios aprovecha, es tu oportunidad.

2 Elige bien tus argumentos: Una de las cosas más importantes cuando se va a pedir un aumento de sueldo es tener muy claras las razones por las que te lo mereces y exponérselas de la mejor forma posible a tu jefe. Para ello, puedes preparar una lista en la que incluyas todos tus logros: aquellas tareas en las que has tenido éxito, los plazos de entrega superados con varios días de antelación, aquella maravillosa idea que tuviste que salvó a todos de un buen marrón, ese trabajo que hiciste que pertenecía a tu compañero pero que tú sacaste adelante con muchísima  predisposición… ¡Cualquier aportación de valor que haya contribuido a mejorar la empresa hará las delicias de los oídos de tu jefe!

3 Pide una reunión: Hay una cosa que tienes que tener clara si quieres conseguir tu aumento de sueldo: este tipo de peticiones no pueden (ni deben) hacerse en un encuentro informal. Quítate de la cabeza la idea de provocar una conversación de este tipo con tu jefe en la sala de los cafés o durante una comida de empresa, por ejemplo, porque la petición no será tomada en serio. Lo mejor es que te armes de valor y pidas una reunión formal que, como mínimo, debería durar media hora para que tengas tiempo de exponer todos tus argumentos.

4 Da las gracias: Seguramente tu jefe tendrá millones de asuntos que atender, por eso, debes valorar que haya sacado un hueco en su apretada agenda para recibirte. Lo primero que debes hacer al entrar en su despacho (o al sitio donde hayáis fijado la cita) es darle las gracias por su tiempo. ¡Lo valorará! 

5 Valora los aspectos positivos de la empresa (sin hacer la pelota): El peloteo es algo que se nota a la legua y que, habitualmente, no funciona. Pero, es cierto, que en este tipo de reuniones no está de más mencionar algunas de las cosas por las que te encanta trabajar en la empresa. Desde el buen ambiente que tienes con tus compañeros hasta lo mucho que te gustan las tareas que desarrollas. Cualquier aspecto que te parezca positivo, deberías mencionarlo, eso sí, hazlo con un tono de voz natural y no mientas. Si tu jefe nota que estás tratando de comerle la oreja, no tardará mucho en denegar tu petición.

6 No hables de aumento de sueldo explícitamente: Esto es un hecho comprobado: se logran muchas más cosas cuando se pide por favor que se revise al alza el rango salarial que si se solicita directamente un aumento de sueldo del 15%, por ejemplo. 

7 Defiende tu petición: En este punto de la reunión ha llegado el momento de sacar a relucir todas tus armas. Pedir un incremento en el sueldo es lo más parecido a una declaración de amor. Al principio cuesta mucho lanzarse, pero una vez que hayas empezado todo fluirá más fácilmente. Es hora de utilizar la lista de razones por las que te mereces el aumento que habías elaborado anteriormente. ¡No te olvides de mencionar ninguno de los puntos! 

8 No te compares con nadie: El peor error que puedes cometer al pedir un aumento de sueldo es compararte con algún compañero. La típica frase de “fulanito trabaja menos que yo y gana más” está totalmente prohibida. Tú solo debes preocuparte de resaltar y dejar constancia de que eres única para la empresa y lo que haga o deje de hacer el resto de gente no es de tu incumbencia.

Emplea la técnica del silencio: ¿En qué consiste esta técnica? Pues como su propio nombre indica se trata de cerrar la boca. Una vez que hayas terminado de hacer tu petición y hayas expuesto tus argumentos permanece callada observando cómo se comporta y cómo reacciona tu jefe. Normalmente las personas no suelen aguantar bien los silencios y tienden a responder rápidamente. Esto hará que tu jefe no se pueda pensar demasiado tu solicitud y tenga que darte una contestación rápida que habitualmente tiende a ser un ‘Sí’.

10 No cometas los típicos errores: Si tu jefe te da un “No” por respuesta, no amenaces con salir de la empresa ni proclames que tienes contraofertas de otras empresas si no es verdad. Si por el contrario la respuesta es un ‘Sí’ no lo vayas gritando a los cuatro vientos. Lo mejor es que seas discreta o tus compañeros no pararán de cuchichear por detrás.