Cómo ser más productiva en el trabajo y tener más tiempo para ti

Organización, energía y concretación, tres pilares básicos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Has notado que hay días que llegas al trabajo ya cansada, con la mente bloqueada y con la sensación de que tu día es una cuesta arriba interminable? Así no se puede ser productiva en el trabajo, ni tampoco disfrutar de la vida. Por eso es importante que cambies algunas rutinas y adquieras algunos hábitos que te ayudarán a ser más productiva y tener más tiempo para ti y para tu familia.

Los 3 pilares de la productividad en el trabajo 

El día tiene 24 horas y, dicen, que hay tiempo para todo. Pero tú no estás muy segura porque a ti no te da tiempo a nada. El estrés te está pasando factura y últimamente sientes que no estás dando lo mejor de ti ni en el trabajo ni en tu vida. ¿Quieres aprovechar mejor tu tiempo? Atenta a los 3 pilares básicos de la productividad.

1. Organización 

La organización es lo primero. No nos referimos a que tu espacio de trabajo esté limpio y ordenado, aunque no estaría mal que eliminaras de tu mesa todo aquello que no necesitas. Nos referimos a la planificación:

+ Planifica tu día la noche la anterior para que no te levantes sin saber muy bien lo que tienes que hacer.

+ Tu agenda es tu mejor amiga, no la abras con hostilidad. En ella encontrarás todo lo que tienes que hacer de forma organizada y además ejerce las funciones de memoria. Ella lo recuerda todo por ti y eso es un trabajo menos que tienes que hacer.

+ Establece prioridades. Organiza las tareas en tu agenda según su urgencia y también según su dificultad.

+ Las tareas difíciles no cuentan como una, cuentan como varias, recuerda eso a la hora de anotarlas en la agenda.

+ Deja huecos en la agenda para imprevistos, que los hay todos los días.

+ Haz una planificación realista. Por más que anotes tareas pendientes en tu agenda, no se van a realizar por arte de magia. No cargues tu día con más de lo que puedes hacer.

2. Energía

El cuidado de una misma es más importante de lo crees. ¿No tienes tiempo para ti? Búscalo debajo de las piedras porque de ese tiempo dependen tus niveles de energía. Y seguro que necesitas mucha para afrontar cada día.

+ Duerme. Esta es la tarea más importante para ser más productiva en el trabajo y para poder abarcar todo. ¿Crees que durmiendo se pierde tiempo? Nada de eso, durmiendo se gana en energía.

+ Come bien. La alimentación también es clave. ¿Qué tiene que ver la alimentación con la productividad en el trabajo? Todo, tiene que ver todo porque lo que comes también te da o te quita energía, según. Atención especial al desayuno, un hábito al que merece la pena dedicarle más tiempo a pesar de la hora que es.

+ Ejercicio físico. Los gurús del éxito insisten en que antes de las 9 de la mañana ya han desayunado como príncipes, han planificado la agenda, han meditado para encontrar la felicidad en sí mismos y han practicado algo de ejercicio físico para activar su cuerpo y su mente. Como no es saludable levantarse a las 4 de la madrugada, será mejor que dejes todas esas cosas (excepto el desayuno) para la tarde.

+ Optimiza el tiempo. Tu día no empieza cuando suena el despertador (no, no puedes apagar la alarma y dormir 5 minutos más), sino el día antes. Todo lo que hagas el día antes puede ser clave para empezar el día con buen pie y poder ser más productiva. ¿Has pensado en elegir por la tarde la ropa que vas a llevar al día siguiente? De esta forma tus mañanas serán menos frenéticas.

3. Concentración en el trabajo

Pero no todos son preparativos, en algún momento tendrás que ponerte a trabajar y debes hacerlo de forma consciente. Insistir en este punto es importante porque a veces llegamos al trabajo por inercia y funcionamos como autómatas. De esta manera salvamos el día y sobrevivimos un día más, pero la productividad no aparece por ningún lado.

+ Céntrate. Céntrate en lo que estás haciendo y no en lo que te queda por hacer. Para eso está tu agenda. Y si tu agenda te marca una tarea, no mires la siguiente hasta que la acabes. ¿Tu jefe está gritando en su despacho? Concéntrate en lo tuyo y no te ocupes de su mal humor a no ser que se acerque a ti.

+ Facebook. Estás trabajando, por si no te habías dado cuenta. A no ser que trabajes de Community Manager no tienes por qué entrar en Facebook, Twitter o Instagram. Ni a participar, ni a cotillear. Las redes sociales no solo te hacen perder tiempo de trabajo, también desgastan tu mente.

+ Teléfono. ¿Necesitas Whatsapp para trabajar? Si la respuesta es no, entonces silencia las notificaciones del teléfono. Tal vez apagarlo es pedir demasiado, pero contestar a tu amiga incluso para decirle que sí, que esta tarde quedáis a tomar un café son distracciones que te pueden hacer perder mucho tiempo. En contestar no tardas nada, en volver a concentrarte en la tarea que estabas haciendo tardas mucho más.

+ Correos. Puede que tengas que contestar correos a lo largo de tu jornada laboral. Reserva un tiempo concreto para esa tarea, porque si contentas cada vez que te llegue uno, puedes pasarte toda la jornada haciendo solo eso. Y tú lo que quieres es ser más productiva, ¿verdad?

y tú, ¿cuáles son tus trucos para ser más productiva?

Puedes leer más artículos similares a Cómo ser más productiva en el trabajo y tener más tiempo para ti, en la categoría de Mujeres emprendedoras en Diario Femenino.