El maquillaje natural, la tendencia del verano

Josune de la Riva
 Maquillaje natural para el verano

Este verano ovídate del maquillaje a ultranza. Los tonos naturales son la tendencia que mejor combina con esta época. Apuesta por un velo de cosmética apenas perceptible, que te permita iluminar el rostro. Te proponemos algunos trucos para conseguir una tez luminosa y fresca...

Un rostro natural y sedoso


¿Cuál es el secreto de un maquillaje natural? Ante todo, la tez no debe presentar ningún defecto. Para ello, comienza aplicando en tu rostro una crema hidratante.

Si algunos días tu piel pone mala cara, vaporízate el rostro con un spray de agua termal. ¡Tez fresca garantizada!

Fuera los productos efecto máscara, que son demasiado espesos. Opta por una base de maquillaje de textura ligera, cuyo tono se asemeje a tu tez natural. Mediante leves toques, un antiojeras tapará las pequeñas imperfecciones.

El gesto adecuado para una mejor fijación: empólvate el rostro mediante un pincel grueso. La textura debe ser aérea e irisada, para captar mejor la luz.

Efecto buen semblante


Olvida los tonos rosado y naranja fuerte para los pómulos. Adopta colores naturales (beige, melocotón), que confieren relieve y aportan frescura. ¡No sobrecargues el pincel!

Para conseguir unos resultados de sobresaliente, sonríe, visualiza la porción abombada de tu mejilla y apoya el pincel sin apretar, luego, esparce hacia la sien.

Una mirada suave


En una primera etapa, las cejas deben estar limpias y bien dibujadas, para subrayar la mirada. Aplica la sombra de ojos sobre toda la superficie del párpado, en tonalidades de beige, melocotón o rosa pálido. En cuanto a la textura, las sombras de ojos que vienen en crema o lápiz brindan un efecto 'segunda piel'.

¿El mejor reflejo? Abrir la mirada sin darle peso, empleando ligeramente una máscara de pestañas en tonos marrones.

Por último, para unos labios golosos, tu mejor aliado será un lápiz de labios beige o rosa pálido. El ressultado será un look fresco y muy natural.