Champú de caballo: un producto de moda no exento de polémica

Champu de caballo

La que piense que las tendencias son propiedad exclusiva de la moda está muy equivocada. La cosmética y la estética tienen sus propios productos estrella que cada temporada se agotan en los lineales de supermercados y centros de belleza. El último y más controvertido caso ha sido el del champú de caballo. La polémica está servida: hay quienes se echan las manos a la cabeza por permitir el uso de un producto animal en humanos, mientras que otros y otras lo apoyan, siempre y cuando se teste dermatológicamente.

Qué es el champú de caballo

Tal y como su nombre indica, este champú es empleado para limpiar y acondicionar la crin de los caballos. Las colas de caballo requieren de un cuidado exhaustivo, sobre todo las de aquellos ejemplares que compiten o realizan exhibiciones. El champú animal contiene biotina. La biotina es un tipo de vitamina nutritiva también conocida como vitamina B7, B8 o H. Los análisis realizados en torno a la misma coinciden en que tiene diferentes funciones, como intervenir en el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas, proteínas, purinas y aminoácidos.

Champú de caballo para personas

Como tampoco comerías comida de perro o gato, usar un champú para caballos no es recomendable bajo ningún concepto. Por lo menos, no el que se vende en centros veterinarios y está destinado únicamente para su uso en animales.

Este champú tiene componentes más agresivos que tienen como función cuidar el cabello animal, no el humano. En personas, pueden causar reacciones alérgicas, problemas tópicos y un deterioro progresivo de la melena.

Sin embargo, el champú de caballo para personas que abanderó Mercadona y ahora lanzan diferentes marcas sí puede usarse en personas ya que está testado dermatológicamente y por lo tanto es apto. La polémica surge en torno a la eficacia y a las presuntas bondades del mismo.

Tres falsas verdades sobre el champú de caballo

Al champú de caballo se le han atribuido infinidad de propiedades y ventajas que, según la OCU y expertos médicos, no son tales:

- El champú de caballo frena la caída del cabello: Falso. Pese a que la biotina tiene propiedades reconocidas a nivel científico, no se ha demostrado que se absorba por vía cutánea por lo que en ningún caso evita la caída del pelo. Así lo ha afirmado recientemente Sergio Vañó Galván, dermatólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y de la Clínica Grupo de Dermatología Pedro Jaén.

- Es un eficiente crece-pelo que nutre la melena: Falso. Sucede lo mismo que con la caída del cabello, usando el champú de caballo para personas no acelerarás el crecimiento de tu pelo. Por muchas vitaminas que contenga, no se absorben por el cuero cabelludo y no llegan al folículo piloso. Para tratar este tipo de problemas es mejor acudir a centros especializados.

- Tiene contraindicaciones en su uso: Falso. Una cosa es que el champú de caballo no evite la caída del cabello y otra bien distinta es que su uso sea nocivo para la salud. Juan Ferrando, de AEDV, asegura que mientras un análisis en el ph no muestre lo contrario su uso no está contraindicado. Es como usar una mascarilla o cualquier otro producto para el cabello.

En definitiva, si no quieres resistirte a la moda del champú de caballo, puedes probarlo; pero sólo el que venden en supermercados o centros de estética. En Mercadona, el bote de un litro cuesta 8,5 €.

Por último: no arriesgues la salud de tu cabello aplicando el de uso veterinario, puede ser peor el remedio que la enfermedad. Y tampoco esperes un milagro porque por desgracia no existe.

Patri Heras  •  martes, 29 de mayo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x