Por qué se cae el pelo de la mujer

Estas son las razones por las que la mujer sufre de caída del cabello

Napoleón Fernandez

Te contamos por qué se cae el pelo de la mujer

Perder cierta cantidad de pelo al día es normal, consecuencia natural de la renovación del tejido epitelial. De hecho, cada día perdemos una media de entre 50 y 150 cabellos. Sin embargo, saltan las armas cuando la caída de pelo deja sus marcas en peine, ropa, baño... y poco a poco vamos encontrando espacios calvos en nuestra cabeza. Por qué se cae el pelo de la mujer es un asunto preocupante, no solo por la belleza, sino porque puede ser un síntoma de alguna enfermedad.

En realidad cuando indagamos acerca de la alopecia, la primera razón que se menciona es la predisposición genética y luego se habla de otros factores medioambientales, de salud, asociados al déficit de nutrientes que podrían acelerar este proceso. Hoy se sabe que existen otras tantas razones más allá de la predisposición genética para que tu pelo pierda su salud.

Es por eso que intentaramos acercarme a las causas más frecuentes de la caída del cabello y tú decidirás cuál se ajusta a tu caso y qué debe hacer. No dudes en acudir a un profesional si lo consideras necesario para que evalúe tu caso. 

¿Por qué se cae el pelo de la mujer?

1 Mala alimentación, poca y sin horario

Las consecuencias de una mala alimentación las sufre todo nuestro organismo, pero principalmente el pelo. Cuando no se lleva una dieta equilibrada, no se aportan todos los nutrientes necesarios para tener un cabello fuerte. 

El pelo cuando se cae en el caso de la mujer

2 Descuidos y maltratos diarios que propician la pérdida de cabellos

En este caso podría citarse la alopecia por tracción provocada por el abuso de las colas de caballo, y del uso continuado de felpas, ligas y pinzas de mucha presión. Es favorable reducir el tiempo permanecemos con el pelo atado. Si no te gusta la melena suelta, es preferible cortarla por la salud de tu cabello.

Entre los posibles maltratos se encuentran también los tratamientos que implican el uso de calor excesivo como son los baños de crema con calor, y el secado del pelo con aire caliente, en ambos casos el perjuicio es al bulbo piloso del folículo capilar y la consecuencia es su debilitamiento y caída de pelo. Es aconsejable entonces evitar el uso de secadores, o aplicarlos manteniendo el aparato a una distancia prudente moviéndolo en círculos para que el aire caliente no se concentre solo en una zona.

Los productos químicos para permanentes, tintes y decoloraciones también pueden resultar perjudiciales, igual que el champú excesivamente abrasivo. Estos últimos deben emplearse en poca cantidad y nunca más de una vez al día. Lo mejor es encontrar una fórmula y marca que se adecúe a su tipo de cabello, de ser preciso consulte un dermatólogo que te aconseje en esta decisión.

El uso de peines plásticos de dientes muy juntos, puntiagudos y cepillos duros de cerdas artificiales también resulta prejudicial pues dañan el cuero cabelludo a la vez que arrancan o parten los pelos enredados. Si tu pelo es fino y tiende a enredarse demasiado, aplique crema de enjuague o acondicionadora en los extremos, ello ayudará en el momento del peinado y evitará el maltrato innecesario. Emplee además las peinetas de dientes separados y los cepillos de cerdas naturales.

Los peinados demasiado tirantes o la acción de secarse el pelo frenéticamente con una toalla son igualmente perjudiciales. Lo mejor es soltarse el cabello y peinarlo de acuerdo a su caída natural, así como envolverlo en una toalla limpia luego del último enjuague y, sin moverla, dejarla absorber el exceso de agua.

3 Causas temporales de caída de pelo

Dentro de estas pueden citarse las infecciones, gripes y fiebres que ocasionan la caída de cierta cantidad de pelo en los meses siguientes (1-3 meses) a la enfermedad y el organismo, una vez sano, termina poniéndole remedio por él mismo.

Durante el embarazo algunas mujeres sufren una pérdida significativa de cabello que puede prolongarse incluso unos meses después del parto.

La circunstancia de haber vivido una situación peligrosa, traumática, estresante o de particular trascendencia puede conducirnos a una pérdida del cabello que puede extenderse durante los meses siguientes (1-3 meses).

El tratamiento con quimioterapia ocasiona la caída de casi la totalidad del cabello, pero así como cae de manera inmediata, se recupera luego de concluida la medicación.

Causas de la caída de pelo en mujeres

4 Causas patológicas que ocasionan la caída del pelo

Tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo suelen ocasionar alopecia, pero este es el menor de los males en esos casos y es preciso acudir a un especialista para que aborde la enfermedad de manera integral.

La anemia ferropénica o carencia de hierro causa la caída del pelo. Este mal se presenta tanto en hombres como en mujeres, pero las segundas tienen un riesgo mayor si padecen de menstruaciones con abundantes pérdidas. Una vez diagnosticada es aconsejable estudiar los mecanismos metabólicos de absorción del hierro y el ácido fólico con el propósito de remediar las causas de la carencia de hierro. Su corrección implica la ingestión de suplementos ferrosos, pero es esencial una dieta rica en hierro y vitamina C.

Sea cual sea su caso, existe una loción que, sin ser mágica, actúa directamente sobre el folículo piloso y lo fortalece, por lo que no está de más que mientras consulta al especialista, haga la prueba en casa. Solo necesitas hervir en una cazuela un mazo grande de berro. Deja refrescar esa infusión y empléala luego para lavarte la cabeza. Puedes repetir el remedio tantas veces como sea preciso, pero desecha siempre el agua sobrante.

Cómo reducir la caída del cabello

Siempre es necesario tener en cuenta una serie de rutinas de higiene y cuidado del cabello, pero ante la caída del pelo estas deben extremarse. Estos son los cuidados que debes seguir para que tu melena esté siempre fuerte y brillante.

+ Utiliza champús y mascarillas pensados para los cabellos con tendencia a caerse. Estos suelen ser más suaves y contener menos químicos que acaban dañando el cuero cabelludo.

+ Debes ser cuidadosa a la hora de cepillar tu cabello y utilizar un cepillo de cerdas naturales o cualquier otro que no rompa el pelo. Para evitar los tirones sujétate las puntas mientras lo peinas.

+ Evita los peinados demasiado tirantes, como es el caso de coletas, trenzas o moños. La tensión constante acaba debilitando el cuero cabelludo que puede llegar a doler mucho. Manipula tu pelo lo menos posible (aunque es necesario peinarlo todos los días) y hazlo siempre con mucho cuidado.

+ Siempre que sea posible, evita el uso del secador. Si no puedes prescindir de él, baja la temperatura del aire y sepáralo unos 20 centímetros de tu cabeza. El calor de las planchas y rizadoras tampoco le hace ningún favor a tu melena.

+ Antes de someterte a tratamientos como el alisado, tinte o permanente, comenta a a tu peluquero que notas que el pelo se te cae mucho. Tras analizar tu caso, es posible que te recomiende retrasar el tratamiento o que se decida por productos menos dañinos.

Y por qué se cae el pelo de la mujer

+ Hay mujeres que tratan de detener la alopecia con diferentes remedios caseros. Hay algunos más efectivos que otros y, de hecho, no todos funcionan en todo el mundo. Estos son algunos de los que más se habla.

Dicen que las vitaminas A, B  y C de la cebolla ayudan a que el pelo se caiga menos. Debes triturar un poco de cebolla blanca y mezclarla con unas cucharadas de miel. Con una pequeña brocha, aplícate el ungüento por el cuero cabelludo. Pasados unos 10 minutos enjuaga bien la zona para quitar el mal olor.

Otro remedio casero que funcionaría bien como tratamiento contra la alopecia es el aloe vera, sobre todo cuando la caída se produce por un problema en la piel del cuero cabelludo.

Los masajes capilares con aceite de romero ayudan a mejorar la circulación de la sangre y, por tanto, a que los folículos comiencen a funcionar bien de nuevo. Recuerda que un buen masaje en el cuero cabelludo tiene que darse con las yemas de los dedos, nunca con las uñas que lo acabarán dañando más. Si no encuentras aceite de romero en las tiendas, hierve unas ramitas junto a un poco de ruda durante unos 5 minutos. Deja que se enfríe esta infusión antes de echártela en el pelo.

El ajo forma parte de un gran número de remedios caseros, ya que sus propiedades son muy sanadoras. Si no tienes la piel excesivamente sensible, puedes frotarlo directamente contra el cuero cabelludo o triturarlo bien junto a unas cucharaditas de aceite de oliva.

+ Aprender a controlar el estrés te ayudará a reducir la cantidad de cabellos que se te caen. Las diferentes técnicas de relajación y la meditación te enseñarán técnicas para mantenerte calmada en los momentos de más ansiedad.

+ Lleva una dieta equilibrada y bebe mucho agua. Tu pelo también se beneficiará de que recuperes los buenos hábitos a la hora de comer.

Si notas que la caída del pelo continúa y no disminuye con el paso del tiempo, te recomendamos que visites a tu médico de cabecera o a tu dermatólogo. Estos profesionales de la salud te ayudarán a descubrir las causas que están provocando la caída del pelo y, por tanto, estarán más cerca de encontrar el tipo de tratamiento que necesitas.

Y tú, ¿has notado que se te cae el pelo más a menudo?