Consejos que te ayudarán a motivarte para perder peso este verano

 Como motivarte para perder peso
La llegada del verano trae consigo muchos aspectos positivos como las vacaciones, el calor, tiempo para estar y disfrutar con la familia, el mar, la piscina, momentos de descanso y de ocio, salir con los amigos, tiempo al aire libre, etc. Pero para otras personas, la llegada del verano también significa que se necesita bajar de peso rápidamente para poder usar la misma talla de bañador (o alguna menos) que la que llevábamos el verano pasado. Como consecuencia de este objetivo, llegan las dietas apresuradas, los ayunos, el ejercicio sin descanso y cualquier otro método que nos ayude a reducir esos kilos que nos sobran en poco tiempo.

Para ayudarte en este objetivo, hemos preparado una serie de consejos que te ayudarán a mantener la motivación durante estas semanas:

1. Establece metas realistas


Esto es muy importante, porque una meta realista te ayudará a mantener el programa que has iniciado hasta el final y a no desmotivarte en el camino. Si estableces metas que son difíciles de conseguir, la probabilidad de que fracases será muy elevada. Por ello, es mejor que te pongas unas metas menos ambiciosas y las cumplas, antes que ponerte una que sea muy ambiciosa y que luego no puedas cumplir.

2. Tu traje de baño, a la vista


Cómprate el traje de baño de la talla que quieres y déjalo en un lugar en el que puedas verlo todos los días. De esta forma, al verlo en todo momento, recordarás y tendrás presente el objetivo de poder ponerte ese traje de baño cuando empiece el verano.

3. Hazte un diario


Lleva un diario de tus progresos, por ejemplo la cantidad de centímetros o kilos que has ido perdiendo. Pero es importante que no te vayas pesando a cada momento, ya que de hacerlo así, podrías desmotivarte si ves que un día, después de mucho esfuerzo, apenas has bajado de peso. Como mucho, pésate una vez al día o cada dos, pero compara sólo los resultados de semana en semana (y no de día en día), ya que el comparar el peso cada día te podría dar un mensaje confuso.

4. Pon una foto tuya a la vista


Pon una foto tuya a la vista que te muestre cómo te gustaría verte. Por ejemplo, un buen lugar en el que puedes poner esa foto es la nevera, con un imán ... Así, esaimagen te recordará tus objetivos cada vez que te acerques a la nevera a picar alguna cosa.

5. Poco a poco


Entiende que esto no es algo que debas conseguir de un día para otro, ya que difícilmente lograrás bajar de peso en pocos días si no es poniendo en riesgo tu salud. Empieza poco a poco, tanto con los hábitos de alimentación saludables como con los ejercicios (sobre todo, si no estás acostumbrada a realizar ejercicio).

6. Saltarse la dieta


Ten en cuenta que algunas veces no cumplirás tu dieta, pero aún así, eso no significará que hayas fracasado. Mantener una dieta estricta todos los días es muy difícil y lo normal será que alguna vez o algún día no la cumplas. Asúmelo desde el principio y cuando ocurra, no dejes que este hecho te haga abandonar la dieta porque "ya no las has cumplido". No vale decir "como ya me he tomado unas galletas y ya he roto la dieta, me voy a terminar todo el paquete".

7. Concédete premios


Mantener una dieta es difícil y nunca es divertido, por lo que a medida que vayas consiguiendo tus objetivos, date a ti misma un premio. Pero asegúrate de que estos premios no están relacionados con la comida.

Establece pequeñas metas y date un premio cada vez que consigas esas metas. Por ejemplo, un buen premio puede ser un masaje o un día en un centro spa. El hecho de celebrar tus éxitos te dará la fuerza y la motivación suficientes para seguir intentándolo y esforzándote.

8. No hacer de la dieta una exigencia


Por último, intenta mentalizarte de que bajar de peso no lo haces sólo para el verano e intenta incorporarlo en tu estilo de vida. Si forma parte de tu estilo de vida, ya no será nunca más una exigencia.

Si sigues estos consejos, verás cómo te resulta más fácil mantener la motivación para bajar de peso. Después y una vez hayas conseguido tu objetivo, llegará el segundo objetivo de mantenerte y estas mismas técnicas podrían ayudarte también a mantener esta motivación. De esta forma, el año que viene no te asustará cuando llegue el mes de junio y veas lo que marca la báscula. Recuerda que seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio son unas excelentes formas para cuidar tu salud, estar en forma y ganar energía, es decir, mejorar tu calidad de vida.

Maria Castrovardi  •  miércoles, 9 de junio de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x