Beber agua: ¿antes, durante o después de las comidas?

Beber agua: ¿antes, durante o después de las comidas?

El agua es el componente de los alimentos que necesitamos en mayor cantidad, del orden de un litro y medio al día. Además del agua ingerida también nos aportan los alimentos una parte. Una de las preguntas más frecuentes es

¿El agua engorda?: hay que contestar que NO ya que no contiene calorías

La forma de administrar el agua será según las necesidades de cada mujer. Hay algunas veces que el agua se puede emplear con el fin de luchar contra el estreñimiento, en ese caso se debe de administrar en ayunas. Si lo que busca es la reducción de la ingesta para perder peso, lo ideal será beber agua justo antes de las comidas para obtener una sensación de saciedad; de este modo, las fibras alimentarias absorben agua, se hinchan y favorecen tanto la distensión del estómago como el retraso del vaciado gástrico, factores que contribuyen a la saciedad, y por tanto a la menor ingesta de alimentos. Esto tiene el inconveniente que el agua sale con rapidez del estómago y, por tanto, la distensión dura poco, por lo que enseguida reaparece la sensación de hambre.

Esta es la razón por la que los alimentos ricos en fibra, que se prescriben para perder peso, deben tomarse con mucha agua. Lo cierto es que el agua no engorda, pero tampoco adelgaza por muy ligera que sea.

Dudas sobre el agua en la dieta

¿El agua con gas engorda?
No. El anhídrido carbónico inyectado al agua para obtener agua con gas es un elemento del cual no se puede extraer energía. Las personas a quienes se haya prescrito una dieta baja en sal no deberían beber agua con gas ya que esta es rica en sodio (Na).

¿Por qué recomiendan tomar más agua cuando se hace una dieta baja en calorías?
Principalmente por tres motivos: para mantener bien hidratada la piel, para evitar que la orina se concentre y pueda producir piedras (litiasis), y para aumentar la sensación de saciedad.

¿Puedo tomar la cantidad de agua que quiera, sin ningún límite?
No. El agua cuando se toma en cantidades muy elevadas (más de 4 o 5 litros al día) puede provocar una dilución de la sangre y dar trastornos graves por alteración del potasio o sodio.

María Clara  •  viernes, 25 de diciembre de 2009

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x