El huevo, saludable y regenerativo

 El huevo es saludable


El huevo es una excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Según estudios recientes, puede retrasar los procesos degenerativos debido a que su yema es rica en colina y lecitina; la primera es necesaria para producir la acetilcolina, fundamental para el sistema nervioso, y la segunda es la encargada de la limpieza de las arterias, liberándolas de depósitos de grasa. La clara, por su parte, aporta gran cantidad de proteínas de alta calidad.

Tan importante es el valor de sus proteínas, que desde 1957 hasta la fecha, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo emplea como patrón de referencia para determinar la calidad proteica de otros alimentos. Además, contiene vitaminas del complejo B, especialmente B12 y ácido fólico, antioxidantes A y E, vitamina D, y minerales como hierro, fósforo, cinc y selenio.

Las 85 kilocalorías que aporta son bien recibidas a cualquier hora porque su digestión depende más de la manera en que se prepara que del horario en que se consume. Lo mejor es comerlo cocido, aunque también es sabroso frito o revuelto. No es recomendable su consumo crudo.

Es ideal para las dietas de niños y jóvenes porque a esas edades el cerebro está aún en fase de desarrollo y éste depende del aporte de ácidos grasos esenciales que les llega a través de la alimentación. Gran parte de esas grasas necesarias para la formación de tejidos está constituida por ácidos contenidos en la leche materna y el huevo. Particularmente en los infantes mayores de dos años este alimento podría contribuir a completar el desarrollo del sistema nervioso central.

Huevo y colesterol en la sangre

Durante una época se culpó al huevo de ser uno de los alimentos que incidían en el incremento de los niveles de colesterol en sangre. Afortunadamente las investigaciones han concluido que la hipercolesterolemia depende más de factores genéticos y del estilo de vida, que del huevo, que para más detalles es el único alimento que posee un antídoto natural contra esta perjudicial sustancia: la lecitina.

El huevo contiene además luteína, carotenoide que se asocia a la salud ocular y especialmente a la prevención de la degeneración de la mácula, principalmente en personas de avanzada edad. Esta sustancia está presente también en el brócoli, el maíz, la calabaza, las judías, espinacas, y en la mayor parte de las verduras de hojas verdes, especialmente crudas aunque, según estudios del Servicio de Investigación Agraria de EE.UU. (ARS) publicados en Journal of Nutrition, la luteína presente en el huevo se absorbe mejor y más rápidamente que desde otros alimentos.

Rosa Mañas  •  martes, 15 de diciembre de 2009

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x